19.1 C
Pereira
lunes, febrero 26, 2024

LAS MOLESTAS PLACAS

Las aftas, también llamadas ‘úlceras aftosas’ o ‘placas’, son pequeñas lesiones superficiales que aparecen en los tejidos blandos de la boca o en la base de las encías. A diferencia del herpes labial, las aftas no aparecen en la superficie de los labios y no son contagiosas. Sin embargo, pueden ser dolorosas y causar problemas para comer y hablar.

La mayoría de las aftas desaparecen por sí solas en una o dos semanas. Consulte con su médico o dentista si tiene aftas inusualmente grandes o dolorosas o si las aftas no sanan. La mayoría de las aftas son redondas u ovaladas y tienen un centro blanco o amarillo y un borde rojo. Se forman dentro de la boca: encima o debajo de la lengua, dentro de las mejillas o labios, en la base de las encías o en el paladar blando. Es posible que sienta una sensación de hormigueo o ardor uno o dos días antes de la aparición efectiva de las aftas. Existen distintos tipos de aftas, entre ellas, las aftas menores, mayores y herpetiformes.

Aftas menores

Las aftas menores son las más frecuentes. Suelen ser pequeñas, tienen forma ovalada y un borde rojo, se curan sin dejar cicatrices en una o dos semanas.

Aftas mayores

Las aftas mayores son menos frecuentes. Son más grandes y profundas que las aftas menores, a menudo son redondas y tienen bordes definidos, aunque estos pueden ser irregulares cuando las aftas son demasiado grandes, pueden ser extremadamente dolorosas, pueden demorar hasta seis semanas en curarse y dejar importantes cicatrices.

Factores de riesgo

Foto: Tomada de Internet
Foto: Tomada de Internet

Cualquier persona puede tener aftas. Pero ocurren con mayor frecuencia en adolescentes y adultos jóvenes y son más frecuentes en mujeres. Por lo general, las personas con aftas recurrentes tienen antecedentes familiares del trastorno. Esto puede ser por un factor hereditario o por un factor compartido en el ambiente, como ciertos alimentos o alérgenos.

 

¿Cuándo consultar al médico?

  • Aftas inusualmente grandes
  • Aftas recurrentes, que se presentan después de que sanan las anteriores, o brotes frecuentes
  • Persistentes, que permanecen durante dos semanas o más
  • Que se extienden hacia los labios (con un borde bermejo)
  • Dolor que no puedes controlar con medidas de cuidado personal
  • Dificultad extrema para comer o beber
  • Fiebre alta junto con las aftas
  • Consulta con tu dentista si tienes superficies de dientes filosas o aparatos dentales que parecen provocar las aftas.

Causas

Algunos posibles desencadenantes de las aftas son los siguientes:

  • Una lesión leve en la boca por un trabajo dental, el cepillado excesivo, accidentes deportivos o por morderse accidentalmente la mejilla.
  • Dentífricos y enjuagues bucales que contienen lauril sulfato de sodio.
  • Sensibilidad a algunos alimentos, en especial chocolate, café, fresas, huevo, frutos secos, queso y alimentos picantes o ácidos.
  • Una dieta con falta de vitamina B-12, zinc, folato (ácido fólico) o hierro.
  • Una respuesta alérgica a determinadas bacterias de la boca.
  • La helicobacter pylori, la misma bacteria que causa las úlceras pépticas.
  • Cambios hormonales durante la menstruación.
  • Estrés emocional.

Prevención

Las aftas generalmente reaparecen, pero puedes reducir la frecuencia siguiendo estos consejos:

  • Preste atención a lo que come. Intente evitar aquellos alimentos que parecen irritar la boca. Entre ellas pueden encontrarse las nueces, las papas fritas, ciertas especias, comidas saladas y frutas ácidas, como el ananá, el pomelo y las naranjas.
  • Evite cualquier alimento al que sea sensible o alérgico.
  • Elija alimentos saludables. Para ayudar a evitar deficiencias nutricionales, coma muchas frutas, vegetales y cereales integrales.
  • Tenga buenos hábitos de higiene bucal. El cepillado regular después de las comidas y el uso del hilo dental una vez por día pueden mantener tu boca limpia y sin restos de alimentos que puedan ocasionar una llaga. Use un cepillo suave.
  • Proteja la boca. Si usa aparatos de ortodoncia u otros dispositivos dentales, pregúntele a su dentista sobre las ceras para ortodoncia para cubrir los bordes afilados.
  • Reduzca el estrés si las aftas parecen estar relacionadas.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -