15 C
Pereira
jueves, abril 25, 2024

Siguen en la búsqueda del soldado que habría matado a dos superiores en Putumayo

En el Batallón de Selva No. 49, ubicado en La Tagua, una remota aldea situada en el departamento del Putumayo, un soldado habría asesinado con su fusil de dotación a dos de sus superiores, a un compañero y le causó heridas a otro militar.

Según información brindada por el Ejército Nacional en un comunicado de la Sexta División, «un soldado regular que se encontraba prestando servicio de centinela” habría sido el responsable de la muerte de el capitán Juan Pablo Herrera Mazo y al sargento segundo Carlos Rojas Otavo «y habría dejado herido a dos soldados más».

«El personal herido fue estabilizado en el lugar y luego se les trasladó en helicóptero a un centro médico del vecino departamento de Caquetá”.

Los hechos aún siguen bajo investigación por parte del Ejército, mientras que las autoridades están realizando una búsqueda exhaustiva por toda la zona para dar con el culpable de los hechos, ya que, según el informe, el soldado habría disparado contra sus supereiores y habría escapado con su fusil. Para dar con el paradero del soldado, tanto el Ejército como La Armada Nacional activaron un plan candado, con el fin de encontrarlo lo más pronto posible y así evitar cualquier afectación a la población civil.

El Ejército lamentó los hechos y le envió el pésame a los familiares de los soldados fallecidos: “se desplegaron los equipos interdisciplinarios y psicosocial de la Vigésima Séptima Brigada de Selva para realizar el acompañamiento correspondiente a las familias del personal fallecido”.

Los hechos suceden en medio de un crisis interna al interior de las Fuerzas Militares, así como lo reconoció el comandante general Helder Giraldo. En un mensaje el general expresa la preocupación por la pérdida de experticia en las fuerzas armadas, subrayabndo la importancia de dar órdenes claras para que se restaura la capacidad táctica y técnicas de las unidades militares.»Debemos asegurar que aquellos responsables de la instrucción y el entrenamiento trabajen para recuperar y fortalecer el conocimiento en nuestras filas», declaró el alto mando.

El comandante también manifestó inquietud por la gestión de especializaciones y asignaciones del personal militar, instando a maximizar la inversión en la capacitación y entrenamiento. «No podemos permitir que un soldado altamente especializado sea asignado a un puesto donde no se aprovechen plenamente sus conocimientos, entrenamiento y capacitación», concluyó el general Giraldo.

Este incidente, que ha conmocionado a la opinión pública, ha generado un llamado de atención sobre la necesidad urgente de reformas internas en las Fuerzas Militares colombianas. Las autoridades continúan sus esfuerzos para esclarecer las circunstancias de este trágico evento y garantizar que se haga justicia. La atención se centra ahora en la implementación de medidas que aborden las deficiencias identificadas por el comandante Giraldo y restauren la eficacia y profesionalismo en las fuerzas armadas del país.

 

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

 
- Publicidad -

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -