18.2 C
Pereira
jueves, abril 25, 2024

Informe de la ONU revela aumento del 6.5% en masacres en Colombia en 2023

Las masacres aumentaron en Colombia por cuarto año consecutivo en 2023, cuando se produjeron 98, según el informe anual presentado este miércoles por la Oficina de la ONU para los Derechos Humanos que también reveló un descenso del asesinato de líderes sociales, ya que el pasado año hubo 105 homicidios.

En un reciente informe, la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Colombia señaló un preocupante incremento del 6.5% en las masacres verificadas en comparación con el año anterior. Juliette de Rivero, representante en Colombia de la ONU para los Derechos Humanos, anunció que «En el 2023, ONU Derechos Humanos verificó 98 masacres, lo que representa un aumento del 6.5 % respecto a las masacres verificadas en 2022.»

El documento destaca que la abrumadora mayoría de estas atrocidades fueron perpetradas por grupos armados ilegales, responsables del 93% de los casos, según la investigación de la ONU. En la presentación del informe, de Rivero expresó su preocupación: “De nuestro balance de la situación en el 2023 preocupa que a pesar de existir una disminución en algunos indicadores de violencia, continúa la expansión territorial y las estrategias violentas de control social y territorial de grupos armados no estatales y organizaciones criminales con graves consecuencias para los derechos humanos.”

Además de las masacres y los asesinatos de líderes sociales, el análisis subraya otras formas de violencia, incluyendo el desplazamiento forzado de miles de personas. En total, 62,967 personas fueron desplazadas en el país durante el 2023, mientras que 87,646 fueron confinadas en sus hogares.

La impunidad sigue siendo un factor alarmante en Colombia, perpetuando el ciclo de violencia contra defensores de derechos humanos. De Rivero advirtió que «La consolidación del poder de los grupos en algunos territorios representa un riesgo para la gobernabilidad en Colombia y para la protección de los derechos humanos de la población.»

A pesar de los esfuerzos del gobierno colombiano por negociar con grupos armados y mejorar la seguridad, la ONU destaca la necesidad de una «acción más enérgica para abordar estas violaciones de derechos humanos y garantizar la protección de la población vulnerable en el país.»

El informe también revela que la violencia se ha expandido geográficamente, afectando actualmente a 206 municipios de los 32 departamentos colombianos, siendo Tame, en el departamento de Arauca, el más afectado. La situación del pueblo indígena nasa en el Cauca también genera preocupación.

Durante las elecciones municipales y departamentales del año pasado, 46 personas con liderazgo político fueron asesinadas, incluyendo a 11 candidatos, según el estudio.

Para concluir, desde la Oficina de la ONU se reconocieron los pasos dados por el actual Gobierno colombiano hacia los derechos humanos, pero se recomendó «fortalecer la gobernabilidad y el Estado de derecho en los territorios dada la preocupante situación de inseguridad.» La implementación de nuevas políticas de seguridad, desmantelamiento y drogas fue sugerida como medida clave.

«Aunque esté negociando con grupos armados, debe garantizar la seguridad en las regiones y responder cuando se cometen ataques o violaciones de derechos humanos. Y en aras de llegar a las zonas más olvidadas con políticas sociales y también con la voluntad de cambiar las dinámicas de inversión social y económica de estas zonas», afirmó De Rivero.

 

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

 
- Publicidad -

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -