Consejos para reservar viajes en cruceros


Atrás quedaron las épocas en que viajar en crucero era una experiencia apta solo para un pequeño grupo de afortunados. Hoy en día es un plan fácil de elegir y a precios cada vez más accesibles.

Este plan se ha convertido en ideal para vivir unas vacaciones diferentes, cargadas de diversión, aventura, delicias gastronómicas y óptimo servicio. Además de ser una experiencia inigualable con todas las comodidades de un hotel, también da la oportunidad de acceder a un sinnúmero de actividades dentro del barco y a conocer nuevos puertos y ciudades en un solo viaje.

 

Recomendaciones

Planee y reserve con anticipación: para acceder al mejor precio garantizado, es recomendable reservar una cabina en un crucero realizando búsquedas con al menos dos meses y medio de anticipación.

A la hora de escoger el crucero: tenga en cuenta el tipo de vacaciones que desea, pues de eso dependerá el punto de partida del crucero, así como los puertos que visitará durante su viaje.

A la hora de escoger la cabina: esto depende del presupuesto del viajero. Los cruceros se manejan igual que los hoteles, si desea una cabina con vista al mar y más grande habrá que pagar más.

Chequee los servicios que están incluidos en el precio (y los que no): algunos cruceros cuentan con paquetes todo incluido de bebidas a bordo que hacen parte del precio final, otros no las incluyen.

Al embarcar y descender en los puertos: asesórese con la empresa sobre cuáles son las vacunas necesarias y la documentación que deben presentar al visitar los destinos. Respete siempre los horarios estipulados para el embarque.

Qué equipaje llevar: antes de hacer las maletas, investigue cuál es el clima de los destinos elegidos. Es importante empacar ropa cómoda, ligera y no olvidar llevar un traje de fiesta para asistir a la tradicional cena con el Capitán.

Llevar dinero extra: en el crucero siempre hay promociones de servicios (Spas y cenas especiales) y productos disponibles en el free shop con descuentos imperdibles, también hay que disponer de dinero para las propinas.