20 C
Pereira
miércoles, junio 19, 2024

El colectivo Salvemos los Samanes no está siendo escuchado

Se estima que hay aproximadamente 1 árbol por cada 10 o 15 habitantes, lo ideal es al menos 1 por cada tres personas; aun así, seguiríamos en déficit.

Este grupo compuesto por 300 ciudadanos comprometidos con la protección del medio ambiente, continúa su llamado urgente para detener la tala de árboles en la construcción de la intersección de Galicia, en la vía a Cerritos. 

Para abordar la situación y proponer soluciones, el colectivo invitó al experto arborista Carlos Llano, quien ofreció una charla sobre arborización urbana, traslado y manejo adecuado de árboles. Llano destacó la importancia de preservar estos árboles y presentó alternativas viables para su conservación durante el desarrollo de la obra.

Lo que dice el experto

Carlos Llanos es Arborista internacional certificado, ingeniero forestal con una maestría en desarrollo y medio ambiente de la Universidad Nacional, manifiesta: “Utilizamos dos técnicas, una que es la técnica tradicional de cepellón con arpillera y la otra que más nos ha dado resultado es un modelo desarrollado en Europa llamado Tree platform que es el uso de tubos petroleros para hacer la plataforma y la base que permite no disrumpir tanto las raíces”.

Proceso

El arborista indica que así se desarrolla el traslado de un árbol. Se conserva aproximadamente el 5% de sus raíces, ya que estas se extienden mucho más allá de la línea de goteo (la proyección de la copa en el suelo). Los árboles son organismos adaptables y, cuando se les realiza una poda de raíces para su traslado, experimentan un desequilibrio de auxinas y giberelinas, hormonas que regulan el crecimiento del follaje y de las raíces.

Durante este proceso, el árbol debe generar fotosintatos para mantener su estructura y satisfacer sus necesidades. Cuanto más grande es el árbol, mayores son sus requerimientos de nutrientes, para trasladar un samán, se recomienda un período de preparación de al menos cuatro meses, implica realizar un pre bloqueo de las raíces en diferentes zonas, sin retirarlas todas al mismo tiempo, permitiendo que el árbol desarrolle nuevas raíces absorbentes en el suelo restante.

El árbol pasa por fases de estrés fácilmente apreciables, como el amarillamiento del follaje, la pérdida de hojas y, finalmente, la producción de nuevas raíces y el rebrote. El momento ideal para trasladar el árbol es justo antes de que comience a producir nuevas raíces.

Es posible que el árbol se debilite y sea vulnerable a plagas y enfermedades. Para prevenir esto, se realizan tratamientos profilácticos uno o dos meses antes del traslado

Amparo Jaramillo quien pertenece al comité de paisajismo y de impacto ambiental,  no solo para esta obra, sino en las vías programadas para el futuro inmediato frente a la colaboración de los entes invitados, responde: “Yo creo que ha sido cordial, no tengo quejas de la colaboración, de todas maneras el eco no ha sido el que yo hubiera querido, estaban invitados a esta reunión y no vinieron”.  

Destacado: Trasladar un árbol puede estar entre 80 millones a 300 millones y si son varios se utiliza un modelo de escala y bajarán los costos.

 

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

 
- Publicidad -

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -