13.5 C
Pereira
miércoles, julio 24, 2024

Alana Toro Guarnizo Brilló en Puerto Salgar: Un Nuevo Capítulo en su Ascendente Carrera Musical

Alana Toro Guarnizo creció como artista, llevando su talento a rincones maravillosos de nuestra geografía nacional. Este fin de semana, Alana volvió a brillar, esta vez en el municipio de Puerto Salgar, en el departamento de Cundinamarca, durante la celebración de los 30 años del Festival de Música Colombiana Apolinar Críales.

Con tan solo 14 años, Alana Toro ha dejado atrás su etapa como solista vocal infantil, donde ganó 25 primeros lugares para el departamento de Risaralda. Ahora, en su nueva etapa como solista juvenil, Alana continúa cosechando éxitos. En el reciente evento, obtuvo un merecido segundo lugar, un reconocimiento que, dado el alto nivel de los participantes, tiene un sabor a triunfo.

Un riguroso proceso musical

Alana recibe formación musical en el Centro Cultural Lucy Tejada de Pereira, donde estudia tiple y guitarra. También forma parte del programa de piano clásico de Comfamiliar Risaralda, bajo la tutela del profesor Alejandro Álvarez. Además, semanalmente se reúne con la maestra Lina María Acosta para perfeccionar su técnica vocal. Este dedicado entrenamiento, junto con el incondicional apoyo de su familia, ha sido fundamental en su desarrollo artístico.

Para llegar al Festival Apolinar Críales, Alana tuvo que superar una rigurosa selección. Junto a su madre, la diseñadora industrial y gráfica Diana Marcela Guarnizo Lemus, diligenciaron un formulario y prepararon un video clasificatorio. Las canciones elegidas para este video fueron «El pasillo, Cuánto vale» del maestro Ancízar Castrillón Santa y el bambuco «Soy Colombiana», una composición de su padre, el músico y escritor Francisco Javier Toro Benjumea, que narra la historia de vida de Alana.

Después de recibir la noticia de su clasificación, Alana viajó a Puerto Salgar, donde fue una de los seis clasificados para la gran final, realizada el domingo 30 de junio de 2024. En las distintas rondas del festival, Alana interpretó «El bambuco Abismo» de la maestra vallecaucana María Isabel Mejía y «El vals Gabriela» del compositor antioqueño Francisco Luis Herrera. Para la gran final, eligió el pasillo «Olas de piel» del mismo compositor antioqueño. El primer lugar fue para Tocancipá, en Cundinamarca; el segundo, para Alana en Pereira, Risaralda; y el tercer puesto viajó a Tunja, en Boyacá.

Una invitación a seguir su trayectoria

La familia Toro Guarnizo invita a todos a seguir esta aventura musical a través de las redes sociales y plataformas de Alana, donde pueden encontrarla como @alanatorog y Alana Toro. La música y la literatura son el camino que han decidido recorrer, y el apoyo de la comunidad risaraldense es crucial para continuar avanzando.
Este año, la familia se ha propuesto publicar un libro que recorrerá todos los municipios de Risaralda. Además, están trabajando en una nueva producción musical, un proyecto que ya se encuentra en preparación. Alana Toro Guarnizo es un ejemplo para niños y niñas que, como ella, aman la música y sueñan con participar en certámenes que abren puertas a nuevas oportunidades.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

 
- Publicidad -
Artículo anterior
Artículo siguiente

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -