19.4 C
Pereira
miércoles, junio 19, 2024

A recuperar el espacio público

En Pereira hay identificados 91 asentamientos subnormales (invasiones), tanto en predios públicos como privados, en los que habitan miles de familias. La meta para los próximos 4 años es recuperar más de 500 mil metros cuadrados.

Una de las problemáticas que viene aquejando a la ciudad en los últimos años, es el aumento de las denominadas invasiones. En diferentes zonas de la ciudad, incluyendo el sector rural, se pueden ver cientos de viviendas en material liviano, incluso algunas de ellas se instalan en lugares de alto riesgo.

Con el propósito de mitigar esta problemática, las autoridades llevan a cabo procesos de desalojo, recuperando así espacio público, pero dejando a cientos de familias sin un lugar donde vivir.

Precisamente los desalojos son uno de los temas que más polémica generan entre la comunidad, por un lado quienes consideran que se debe sacar a los invasores de los predios de uso público y privado, mientras que hay otros que consideran que solo se debe desalojar cuando se tenga un sitio donde reubicar a los afectados.

En su reciente visita a Pereira, el Gobierno nacional a través de la ministra de Vivienda, Catalina Velasco, realizó una propuesta muy controversial, al pedirle al alcalde de la capital risaraldense, no efectuar desalojos en los asentamientos subnormales, por el contrario buscar legalizar estos asentamientos y así puedan acceder a servicios públicos, además de beneficios que entrega el Gobierno como los mejoramientos de vivienda.

Mencionó la Ministra que en los únicos casos en los que no se debe llevar a cabo el desalojo, es cuando las viviendas de invasión se encuentren en zonas de alto riesgo o riesgo no mitigable, esto debido al peligro que representan para quienes moran en dichas casas.

Recuperación

Entre las metas de la Alcaldía de Pereira para este cuatrienio está la recuperación de 511.040 metros cuadrados de espacio público invadido por asentamientos subnormales, un promedio de 128 mil metros cuadrados por año. Estas actividades se desarrollan desde la oficina de Control Físico.

Así lo manifestó el secretario de Gobierno, Jorge Mario Trejos, ante el Concejo Municipal, señalando que dicha cifra supera a la registrada en la anterior administración municipal que fue de 326.621 metros cuadrados.

Afirmó el funcionario que la directriz del Alcalde Mauricio Salazar es que cuando se haga un desalojo, se estudien las posibilidades para solucionar la afectación que se presenta para las familias que fueron retiradas de algún lugar.

Esto implica un importante esfuerzo administrativo, teniendo en cuenta que en asentamientos subnormales como el de Pindana en Caimalito lo que mucho conocen como el Maizal, hay alrededor de 500 familias que deben de ser reubicadas, así mismo aproximadamente 2000 personas de Caracol La Curva, entre otros sectores.

Es importante destacar que en ocasiones las invasiones corresponden a pocas viviendas como la que fue desalojada semanas atrás en el sector de Samaria, pero otras ocasiones son verdaderos barrios enteros como la que se puede apreciar en la comuna Villa Santana en la entrada al barrio Guayabal.

Lo que deja de recibir

Además de los problemas que se generan por las invasiones al estas ocupar predios de uso público o privado, hay otras situaciones que también generan perjuicios. Por ejemplo, señaló el Secretario de Gobierno de Pereira que la ciudad deja de percibir alrededor de $8 mil millones por cuenta de los asentamientos subnormales, además de más de $2 mil millones por el servicio de energía. Y es que muchos asentamientos subnormales no cuenta con estos servicios, mientras que en otros casos las personas se conectan a cometidas y otros elementos para recibir estos servicios sin tener que pagar factura.

A esto se suma el daño ambiental que se produce en muchas ocasiones, ya que es común que se corten árboles y/o guaduas para utilizar la madera en la construcción de las viviendas. Así mismo al no contar con servicios públicos como el del alcantarillado, muchas de las aguas negras que se producen en estos asentamientos van a parar directamente a las fuentes hídricas.

Destacado 

La problemática de los asentamientos subnormales es tan grande en Pereira, que varios concejales de la ciudad han solicitado que la dependencia de Control Físico sea una Secretaría y no un área de la Secretaría de Gobierno.

Pie de foto 1: Según la Ley 1801 de 2016, la Policía es la autoridades encargada de evitar que se establezcan los asentamientos subnormales.

Pie de foto 2: Los elementos (lonas, laminas metálicas, madera, guadua, entre otros) que se utilizan para la construcción de las denominadas viviendas de invasión, hacen que estas sean muy frágiles y en muchas veces quedan destruidas por vendavales u otras situaciones climáticas.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

 
- Publicidad -

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -