22.3 C
Pereira
jueves, junio 20, 2024

Mayo estuvo pasado por lluvias y emergencias

El mes que acaba de culminar volvió a evidenciar la fragilidad de Risaralda ante fenomenos naturales. En los primeros días de mayo se vivió una nueva tragedia en La Esneda con 3 víctimas fatales. También las afectaciones viales estuvieron a la orden del día.

Tras varios meses de intenso calor en el departamento y gran parte del territorio nacional, las lluvias hicieron su aparición en mayo, dejando a su paso tragedias y emergencias por doquier.

 

Incluso desde el Consejo Departamental del Riesgo se decidió extender el decreto de calamidad pública para atender las emergencias ocasionadas la última semana por las lluvias, específicamente en Marsella, Belén de Umbría, Guática, Santuario, Pueblo Rico, Mistrató, Dosquebradas, Pereira y La Celia.

 

La coordinadora de Gestión del Riesgo de Risaralda, Diana Carolina Ramírez Laverde, afirmó que las múltiples emergencias se vienen atendiendo con las direcciones de riesgo de los municipios, al igual que con otras secretarías de la administración departamental, por ejemplo con la secretaría de Infraestructura desde donde se vienen atendiendo las afectaciones viales.

 

Emergencias en Colombia
La Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD), a través de su Sala de Crisis, informó que durante mayo de este año se registraron un total de 350 eventos derivados de la temporada de lluvias en el territorio nacional. Se registró afectación en 27 de los 32 departamentos por inundaciones, movimientos en masa, crecientes súbitas, vendavales, entre otros.

El territorio cundinamarqués fue el más impactado, con 6 inundaciones en 4 municipios y 38 movimientos en masa en 20 municipios como El Colegio, Yacopí, Sasaima, Nocaima, San Juan de Rio Seco, San Francisco, Ubaque, La Peña, Paratebueno, Villeta, Girardot, San Bernardo, Cachipay, Caqueza, Nilo, Gachalá, Caparrapí, Guayabetal, Fómeque y Pandi.

La temporada de lluvias también causó estragos en otras regiones del territorio nacional durante mayo, donde también se presentaron inundaciones, movimientos en masa y crecientes súbitas. Risaralda (12 movimientos en masa en 7 municipios). Huila (6 crecientes súbitas en 5 municipios y 28 movimientos en masa en 16 municipios, entre ellos Iquira, Palermo, Tesalia, Colombia, Guadalupe, Garzón, La Argentina, La Plata, Pital, Oporapa, Baraya, Algeciras, Nataga, San Agustín y Teruel). Tolima (19 movimientos en masa en municipios como Rioblanco, Chaparral, Melgar, Valle de San Juan, Palocabildo y Ortega. 7 inundaciones y 5 crecientes súbitas en 4 municipios. Cauca: 5 movimientos en masa en 4 municipios.). Meta (14 inundaciones y algunos movimientos en masa en Villavicencio; y 6 crecientes súbitas en 4 municipios). Chocó (13 inundaciones en 10 municipios). Bolívar (12 inundaciones en 5 municipios). Santander (10 movimientos en masa). Caldas (9 movimientos en masa). Antioquia (8 inundaciones en 7 municipios, 5 movimientos en masa en 5 municipios, 4 vendavales en 4 municipios). Santander y Sucre (8 inundaciones cada uno. Quindío: 8 movimientos en masa). Nariño (7 inundaciones). Casanare (7 inundaciones). Córdoba (4 inundaciones en 4 municipios).

Cabe recordar que un movimiento en masa se refiere al desplazamiento de grandes volúmenes de tierra, rocas o escombros ladera abajo debido a la acción de la gravedad.

Este fenómeno puede incluir deslizamientos de tierra, avalanchas de rocas, flujos de lodo y caídas de rocas. En el caso de la creciente súbita, es un aumento rápido y repentino en el nivel de agua de un río, arroyo o cualquier cuerpo de agua, generalmente debido a lluvias intensas y repentinas.

Estas emergencias han dejado, según el informe de la Sala de Crisis Nacional de la UNGRD, 85.893 afectados, equivalentes a 45.498 familias. Las lluvias dejaron 13 personas fallecidas, 31 heridas, 14.699 viviendas averiadas y 297 viviendas destruidas. Además, se reportaron 9834 hectáreas afectadas.

 

En alerta

Según los informes de alertas del Ideam, el jueves y viernes de esta semana, los 14 municipios del departamento se encontraban con algún grado de alerta por la probabilidad de deslizamientos de tierra. En el caso de Belén de Umbría, fue el municipio que estuvo en ambos días en alerta roja, reportándose algunos derrumbes en la vía que del casco urbano conduce hacia el sector de Remolinos.

Hay que tener en cuenta que durante la semana también hubo registró de movimiento de tierra en la ladera norte del río Otún a la altura del barrio La Esneda, lo que incremento el monitoreo por parte de las autoridades a este talud que ya ha causado dos tragedias en menos de 30 meses.

A esto se suma el monitoreo que se tiene sobre los ríos Risaralda y Cauca a su paso por La Virginia y otros municipios del territorio risaraldense, porque aunque no se han presentado inundaciones, sí se han reportado crecientes de estos afluentes y otros cuerpos de agua en el departmento.

 

Pie de foto: Varios deslizamientos de tierra se han presentado sobre la red vial de Risaralda en los últimos días, uno de ellos es el ocurrido en Belén de Umbría que se puede apreciar en la imagen.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

 
- Publicidad -
Artículo anterior
Artículo siguiente

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -