20.4 C
Pereira
viernes, mayo 24, 2024

Los diálogos transformadores llegaron al Eje Cafetero

Las víctimas del conflicto armado en el Eje Cafetero tuvieron un espacio para dialogar sobre sus historias de vida, esas que conforman las más de 9 millones que hay en el país, con el fin de transformarlas y que no sean vividas de nuevo.

La Unidad para las Víctimas en su dirección territorial del Eje Cafetero realizó el primer diálogo transformador con las víctimas del conflicto armado de la zona, una estrategia realizada en varias ciudades del país como Bogotá, Medellín, Santa Marta, Cali y Barranquilla entre otras.

Estos espacios se producen para escuchar a las víctimas del conflicto armado y hacerlas partícipes del diálogo regional para aportar a la transformación del país, en donde se les reconoce y se dignifica cada historia de vida que allí convergen, generando una reflexión pública con diversos actores acerca de la politización del dolor que han sufrido las víctimas, así como su rol en la construcción de la Paz Total.

Estos diálogos transformadores están realizados para la construcción de paz, liderado por el equipo psicosocial de la Unidad para las Víctimas en compañía de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR).

Mensaje

“Nos vinculamos a este iniciativa porque consideramos desde la dirección territorial Eje Cafetero que el mensaje de la Unidad para las Víctimas a nivel general y nacional es que podemos construir memoria, podemos construir una reparación a partir de identificación de reconocimiento del otro; por más diferencias por más situaciones que no se hayan separado en el pasado. Por eso estamos convencidos que las víctimas transforman, las víctimas se reconocen y seguramente los ejercicios de memoria histórica no solamente van a estar a cargo del estado y seguramente vamos a avanzar mucho más rápido en la reconstrucción del tejido social”, declaró el director de la Unidad para las Víctimas en el Eje Cafetero, Luis Eduardo Torres.

En los diálogos transformadores se evidencia una gran oportunidad para conversar sobre cómo construir acciones colectivas para impulsar y fortalecer la agenda de paz en el país, comprendiendo los retos y desafíos que existen a través de las voces de mujeres, hombres y las instituciones creadas para la atención y reparación de las víctimas.

Olga Baena, asistente al diálogo y quien espera poder escribir un libro contando su historia, sintió un descanso al socializar lo vivido con las personas asistentes: “La verdad que es un descanso porque cada que yo venía aquí a este sitio a esta Unidad De Víctimas, sentía una como una nostalgia. Sentía dolor de no poder tener ya a mis hijos a mi lado, pero esto me ha ayudado mucho para poderme desahogar, porque es algo que yo venía reteniendo y esto hace falta de vez en cuando. Les agradezco de verdad de corazón a todos ustedes por hacerme sentir más tranquila, poder hablar de lo que yo quiero hablar y poder liberar al más allá, seguramente mis hijos se sientan orgullosos de tener una madre como yo de reconocer que hay que seguir adelante y eso me ha llenado de mucha paz”.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

 
- Publicidad -

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -