25.4 C
Pereira
miércoles, julio 6, 2022

Lluvias cesaron pero quedaron las emergencias en Risaralda

Es tendencia

- Advertisement -

Risaralda acaba de pasar por la primera temporada de lluvias del año y aunque se presentó como un fenómeno normal, las precipitaciones dejaron como resultados afectación en al menos el 90% de la malla vial del departamento, así como también 4500 familias damnificadas, lo cual se considera como algo atípico ya que la mayoría de estas familias deben ser reubicadas por temas relacionados con deslizamientos e inundaciones.

Además de derrumbes que causaron el taponamiento de las vías terciarias de los municipios, también se registraron emergencias en el sector educativo en cuatro instituciones de los municipios de Quinchía, Santa Rosa de Cabal y La Virginia, en donde se debe realizar una revisión para iniciar obras de mitigación de riesgo, ya que son afectaciones en la infraestructura que ponen en riesgo la integridad de la comunidad educativa de dichos colegios.

“Ante todas estas afectaciones se llevó a cabo un Consejo Departamental de Gestión de Riesgo en donde se hizo la recomendación de declarar calamidad pública en el departamento, agregando algo positivo que ya tenemos comprometidos recursos del orden nacional por $ 8000 millones con los que se podrán hacer algunas inversiones que estarán enfocadas dentro del plan de acción que se está elaborando para la atención de las emergencias”, expresó Diana Carolina Ramírez, coordinadora de Gestión del Riesgo en Risaralda.

La funcionaria argumentó que la inundación que se presentó en el hospital Santa Mónica del municipio se Dosquebradas dejó perdidas por $ 1300 millones en equipos médicos, algunos de estos todavía sin ser utilizado y fueron declarados con pérdida total. Así mismo en el Hospital Mental Universitario de Risaralda se presentó un deslizamiento en la parte trasera del terreno el cual está siendo revisado y monitoreado.

Vías

De los 14 municipios el único que no reporta afectación en sus vías es La Virginia, en las 13 localidades restantes se presentaron deslizamientos y colapso de puente vehiculares y peatonales que han generado que algunas veredas queden incomunicadas, los casos más críticos se presentan en el municipio de Mistrató en donde la caída del puente que comunica al corregimiento de San Antonio del Chamí que afectó a 7000 personas de la comunidad indígena.

Igualmente se han presentado colapsos de puentes peatonales en las comunidades indígenas de Pueblo Rico, Marsella y Santa Rosa de Cabal en donde se cayeron 15 puentes peatonales y uno vehicular que comunican a cuatro veredas.

En Santuario en el sector de Barcinal la emergencia en la vía tiene afectadas a 470 familias, allí la comunidad construyó un puente artesanal para poder acceder al caso urbano.

La afectación más grave en La Celia se presenta en el sector de la vereda Chorritos, por la creciente del río cañaveral y que se encuentra en constante monitoreo.
Por el momento el plan de acción se encuentra en elaboración, en donde se focalizaron los sitios mencionados para iniciar con las obras respectivas de mitigación de riesgo, aunque ya se han venido haciendo intervenciones en la malla vial desde el primer momento en que se registraron las emergencias, todavía queda mucho trabajo por hacer ya que algunas zonas se presentan con paso restringido.

“Tenemos que hacer mucho trabajo de prevención ya que esta fue una temporada de lluvias anormal, no estábamos dentro de un proceso de fenómeno de La Niña y desafortunadamente vemos el número de afectaciones que tuvimos. Entonces hay que empezar a trabajar porque dada la vulnerabilidad que tiene el departamento en este momento frente a este tipo de eventos, cuando se presente un fenómeno de La Niña las consecuencias pueden ser peores”, agregó Ramírez.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -