21.4 C
Pereira
jueves, julio 25, 2024

Las consecuencias del aumento de muertes y la disminución de nacimientos

Tal como lo comunicó El Diario, en base a las cifras de la Estadísticas Vitales del DANE, cada vez son menos los nacimientos en Risaralda y el país, y cada son más las muertes. ¿Qué implicaciones tiene esto?

En los primeros 4 meses de este año en el departamento se registraron 2437 nacimientos, mientras que en dicho periodo se presentaron 2372 fallecimientos, de mantenerse esta dinámica en muy poco tiempo los decesos superaran los nacimientos.

Esto podría tener graves consecuencias en materia poblacional, especialmente para los municipios más pequeños y con menos población, porque además de presentarse la situación que pierden la vida más personas de las que nacen, también tienen la problemática que muchos de sus habitantes migran a las grandes ciudades en busca de mejores oportunidades laborales o de estudio.

Sobre este panorama que se vive actualmente, El Diario diálogo con Óscar Andrés Jiménez de Conlab (laboratorio de innovación), quien explicó las causas de esta tendencia y la posibles consecuencias a futuro.

Nacimientos

La reducción de los nacimientos no es una situación exclusiva de Risaralda o de Colombia, ya que muchos países vienen presentando esta dinámica.

“Colombia está experimentando un proceso que es observado en todos los países que están en un estadio de desarrollo de ingreso medio alto, y es la reducción en sus tasas de natalidad combinada con la estabilización de otros fenómenos demográficos, eso se llama transición demográfica. Consiste en que en determinado momento empieza digamos a disminuir el número de hijos por mujer y en consecuencia, digamos que a medida que van pasando los años, la población tiene menos niños, menos jóvenes y se presenta una concentración de la población de adulta mayor. En Colombia los departamentos que tienen más avanzados estos procesos son justamente los departamentos del Eje Cafetero”, acotó Jiménez.

Esto se puede apreciar en los tamaños de las familias. Décadas atrás una mujer tenía varios hijos, incluso hasta 10 o más, pero en la actualidad esta cifra se redujo ostensiblemente, incluso muchas mujeres deciden no tener descendencia.

Muertes

El experto consultado afirmó que hoy en día hay menos muertes en Colombia y Risaralda por cuenta de enfermedades infecciosas, por diarreas y otras patologías, señalando que la pandemia del Covid fue algo atípico. Sin embargo los fallecimientos vienen creciendo por otras situaciones como las enfermedades isquémicas del corazón, las enfermedades cerebrovasculares, entre otras.

Aunque las enfermedades mencionadas en el final del párrafo anterior pueden afectar a cualquier persona sin importar la edad, son más frecuentes en los adultos y en los adultos mayores. Teniendo en cuenta que en la actualidad hay más adultos mayores que años atrás, es común que se presente un incremento en el número de fallecimientos.

Consecuencias

El hecho de que el número de decesos este casi parejo al de los nacimientos, no implica que las ciudades vayan a perder paulatinamente su población, no obstante en los municipios menos poblados sí habría una grave situación en materia poblacional.

Dijo Jiménez que “hay otro fenómeno que tiene que ver con la población y es la migración. Ciudades que tienen una alta actividad económica y que son prósperas económicamente, como es el caso del área metropolitana de Pereira, atraen población migrante no solo extranjera, también de otras regiones del país. Llegan a la ciudad en busca de oportunidades educativas, laborales de mejores servicios de salud e incluso de unificación familiar, entonces eso de alguna manera compensa la reducción en los nacimientos”.

Por eso el reto de las ciudades es continuar impulsando los emprendimientos, fortalecer el sector empresarial, mejorar los servicios de salud, contando con un sistema educativa que atraiga jóvenes al territorio, entre otros aspectos.

Pero para los municipios con menor población, esta situación (menos nacimientos y más muertes) sí les generaría problemáticas en materia poblacional.

Afirmó Jiménez que eso ya se esta empezando a ver en los municipios del occidente de Risaralda, del norte de Caldas, donde además de haber menos nacimientos, también se da un éxodo de la población joven hacia las grandes ciudades. Señaló además que este panorama no está muy lejos, posiblemente en 25 años se podría ver como algunos corregimientos podría desaparecer ante la falta de población.

Esto se puede apreciar hoy en día con la recolección de las cosechas, en el caso de Risaralda con la cafetera, así como con otras labores del campo, ya que cada vez hay menos personas para realizar este tipo de tareas.

Pie de foto: Aunque en la actualidad hay menos muertes de neonatos, también hay menor disposición a tener hijos.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

 
- Publicidad -
- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -