19.9 C
Pereira
domingo, julio 14, 2024

Urge revisar la ley penal

Mientras tanto, la violencia intrafamiliar, incluido el feminicidio, es una de las conductas delictivas que tiene el mayor porcentaje de absoluciones al término de los procesos.
La violencia intrafamiliar es el delito que más ha crecido en el país en lo que va corrido del presente año. Según datos oficiales del Ministerio de Defensa, entre el primero de enero y el 30 de abril pasado, las autoridades recibieron 48.816 denuncias por hechos de esta naturaleza, lo que significa un crecimiento del 51% comparado con el mismo período del año anterior cuando se presentaron 32.342 casos.
Mientras tanto, la violencia intrafamiliar, incluido el atroz delito de feminicidio, es una de las conductas delictivas que tiene el mayor porcentaje de absoluciones al término de las investigaciones que adelantan la Fiscalía y las autoridades judiciales. El 35% de las sentencias que emiten los jueces del conocimiento, de acuerdo también con datos oficiales, son absolutorias de los indiciados.
Esto con un agravante y es que en un buen número de los procesos que adelanta la Justicia, se presenta el desistimiento. Por razones que van desde la amenaza del victimario a la víctima, hasta el deseo de no perjudicar al agresor especialmente cuando se trata del esposo o de un familiar cercano, pasando por la promesa de no volver a cometer los actos de violencia, con frecuencia el afectado retira su denuncia, lo que al final impide que los responsables de este delito reciban la sanción que merecen y de paso da pie para que posibles agresores sigan adelante con su criminal modo de proceder.
El otro agravante que hace que un porcentaje tan alto de los procesos por violencia de género  o por feminicidio, no concluyan en una pena, son los beneficios que otorga la ley penal colombiana y que permite a los autores de delitos atroces como estos, prácticamente no recibir ninguna sanción a cambio de colaborar con la Justicia o de allanarse a los cargos que se  les imputa.
Si un persona con tendencias agresivas ve que puede actuar de esta manera contra sus pareja, o contra cualquiera de los miembros de su familia y no tiene consecuencias penales, porque la denuncia contra él, cuando la hay, no conduce a nada, o porque fácilmente consigue que la víctima desista, o porque al final confiesa su delitos y colabora con la justicia, muy seguramente se está abonando el camino para nuevas agresiones y muy posiblemente para futuras feminicidios.
Por todo esto, al mismo tiempo que es necesario proteger a las mujeres y a los niños de toda conducta agresiva contra ellos venga de donde viniere e invitar a las víctimas a denunciar a sus victimarios, se hace indispensable que el Congreso que se ocupe de revisar la legislación penal y eliminar la posibilidad de otorgar los subrogados penales en los casos de feminicidio, de violencia contra los menores de edad, de reincidencia y cuando el victimario ha actuado con sevicia y extrema crueldad.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

 
- Publicidad -

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -