17.4 C
Pereira
viernes, octubre 7, 2022

Una sana iniciativa

El alcalde de Pereira, Carlos Alberto Maya, anunció esta semana la venta en pública subasta de cerca de una veintena de bienes improductivos del Municipio y que están avaluados en cerca de 4.500 millones de pesos.

El producto de estos inmuebles será, según el mandatario, invertido en la adecuación y puesta en funcionamiento de la primera guardería infantil pública de la ciudad, la que operará en el primer nivel del Palacio Municipal para albergar fundamentalmente a los hijos de las personas que trabajan en la noche, no tienen donde dejar sus hijos, ni la capacidad para pagar una institución privada de esta naturaleza.

Independiente de la destinación que se le dé a los nuevos recursos, la decisión de vender lo que no le es útil al Municipio y en cambio si le cuesta y, sobre todo, están siendo aprovechados para beneficio personal de personas inescrupulosas o, lo peor, están siendo invadidos por estas, es acertada y oportuna.

Los entes territoriales, y el Municipio de Pereira no es la excepción, tienen bienes que ni siquiera saben que existen y menos tienen en sus registros y, por tanto, que se están perdido en manos de inescrupulosos o están siendo ocupados y explotados irregularmente por personas de mala fe.

El propio alcalde dijo al hacer el anuncio que el Municipio tiene cerca de 6.000 inmuebles, muchos de los cuales están invadidos o han sido comercializados ilegalmente, es decir que a ciencia cierta no se sabe cuantos tiene, ni en qué estado se encuentran, ni en poder de quien están, ni en qué están siendo utilizados.

Por todo esto, haría aún mejor el alcalde Maya si además de vender lo que le está costando dinero al Municipio y están otros usufructuando con el riesgo de perderse, se adelantara un plan para actualizar y completar el inventario de bienes, que, por supuesto, facilitaría continuar con el programa de vender todos los inmuebles que no se necesitan y si podrían aportar unos recursos a la administración tan necesarios para desarrollar cualquiera de las obras que está pidiendo a gritos la Ciudad.

Si solo veinte inmuebles valen, según el avalúo hecho, cerca de 4.500 millones de pesos cuánto podrían valer 200 o 300 inmuebles y cuántas obras o programas se podrían adelantar con  los recursos provenientes de su realización y de paso, cuántos ingresos generaría el impuesto predial de estos bienes.

Ojalá, el alcalde Maya y su Secretaria de Hacienda, la doctora Ospina, sigan avanzando en una iniciativa que tiene todo el sentido financiero, que acaba con unas irregularidades inexplicables, que protege el patrimonio del Municipio, que libera a este de compromisos económicos innecesarios y que le pone orden a las inversiones de la ciudad.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -