18.4 C
Pereira
lunes, septiembre 26, 2022

Una obra importantísima

La semana pasada el alcalde Carlos Alberto Maya anunció el inicio de los trabajos en la vía alterna hacia la zona de Cerritos, una obra que según el mandatario costará 50.000 millones de pesos y aliviará la movilidad y la inseguridad vial entre la glorieta de la Avenida Sur con la vía Condina y el sector de El Tigre.

De acuerdo con el anuncio oficial, será una vía con especificaciones de doble calzada, cuatro carriles, generosos andenes, espacio para la circulación de bicicletas, moderna iluminación, cuatro puentes peatonales y uno vehicular, amueblamiento urbano y pasos para la fauna.

No hay duda de que esta es una de las obras más necesarias de la ciudad. La movilidad de la actual vía a Cerritos es cada día más insoportable y los niveles de accidentalidad están alcanzando unos índices que no los tiene ninguna de las carreteras tradicionalmente más peligrosas del país.

Sin embargo, como lo hemos dicho en varias oportunidades en estas líneas, la parte contratada de poco servirá, porque no tiene contemplado en el sector de El Tigre un tramo que la empalme con la actual vía y menos una obra que permita tomar esta en sentido oriente – occidente, lo que no la hace, en la práctica, una verdadera vía alterna.

Mientras la recién bautizada Avenida de los Colibríes no llegue hasta el cruce con la vía a La Virginia, o por lo menos hasta donde está proyectada la construcción de la clínica de alta complejidad, no va a prestar el servicio que se le atribuye y que todos los pereiranos están necesitando. 

El alcalde Maya ha dicho, y hay que creerle, que por ahora se ha empezado con este trayecto y que el tramo entre El Tigre y el nuevo hospital está en Fase 3 lo que permitirá saber cuánto cuesta esta segunda etapa para poder salir a conseguir los recursos necesarios para su ejecución. Sin embargo, su período avanza y difícilmente alcanzará a entregar la primera parte del proyecto.

De todas maneras, el proyecto que se inicia es una obra importantísima para la ciudad, para la deteriorada movilidad de la zona de más rápido crecimiento poblacional, industrial y comercial, para la altísima siniestralidad de la vía y para el creciente y acelerado desarrollo del sector de Cerritos; y por tanto hay que celebrarlo y destacarlo.

Ojalá, esta indispensable obra no tenga tropiezos y los pereirnaos puedan estarla utilizando y disfrutado antes de que el alcalde Maya termine su período de gobierno, y, sobre todo, él pueda dejar estructurada y financiada el tramo que la lleva hasta la clínica de cuarto nivel y el Bioparque Ukumarí.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -