18.2 C
Pereira
jueves, febrero 22, 2024

Registros preocupantes

Risaralda es de lejos, según un reciente informe del Instituto Nacional de Medicina Legal, el Departamento del Eje Cafetero con mayor número de casos de feminicidios y demás hechos de violencia contra la mujer.
De acuerdo con el mismo documento, entre el primero de enero y el 31 de julio de este año, se presentaron en Risaralda 445 casos de agresión de pareja, lo que significa, ni más ni menos, que cada día dos mujeres son víctimas en el departamento de violencia intrafamiliar o asociada al género.
Adicionalmente, dice el informe que, en los primeros siete meses de este año, hubo en Risaralda 409 casos más, en su mayoría donde la víctimas era un menor de edad, de violencia sexual, los que vienen a sumarse a los ya preocupantes registrsos de agresiones físicas contra la mujer.
Ahora, si se comparan los 445 casos de violencia de pareja que reportó Risaralda, con los de los departamentos de Caldas y Quindío, que en igual período medido tuvieron un registro de 273 y 289 hechos respectivamente, se está ante un comportamiento del Departamento realmente preocupante.
Todo esto con un agravante y es que en este tipo de conductas el subregistro es muy alto, primero porque por la relación de pareja la agredida guarda casi siempre la esperanza de que la situación va a cambiar y segundo, por el temor a las represalias que pueda tomar el victimario con la víctima o con su familia
Por esto, los reportes de Medicina Legal, de por sí ya aterradores, no reflejan nunca la completa realidad de la Ciudad y el Departamento frente a un delito que cada vez se ha generalizado más, ha ido tomando características preocupantes y, lo peor, que ha encontrado una sociedad tolerante, cuando no consecuente.
Y esto está conduciendo de manera acelerada a que lo que en principio se trate de un cambio de actitud o de una agresión física menor contra la pareja, se vaya tornando con los días en un acto de violencia cada vez más grave y comprometedor, hasta terminar en un nuevo hecho de feminicidio.
Las autoridades tienen entonces, la obligación de generar conciencia en la población sobre la necesidad de poner en su conocimiento cualquier hecho que pueda interpretarse como de violencia contra la mujer o una señal de cambio de trato con la pareja; y de atender los requerimiento que en este aspecto ha hecho la Procuraduría General en el sentido de conformar el llamado Mecanismo Articulador que garantice los espacios adecuados para atender integralmente a las víctimas de violencia de sexo y genero.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

Artículo anterior
Artículo siguiente

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -