22.5 C
Pereira
miércoles, febrero 28, 2024

Unas cifras no tan buenas

Todo indica que al cierre del año, inclusive de noviembre, el desempleo va a estar en dos dígitos y que el 2024 no será definitivamente el año de la generación de muchos puestos de trabajo.

El Gobierno Nacional cada que puede hace sonoras fiestas con los informes que periódicamente entrega el Departamento Administrativo Nacional de Estadística, DANE, sobre el desempleo en el país y la semana pasada no fue la excepción con el anuncio de la cifra del mes de octubre que acaba de pasar.

Esta vez el Gobierno celebró como siempre lo hace, el 9.9%, que, según el DANE, fue la tasa de desocupación para el mes de octubre pasado y que, según la misma entidad, comparada con el mismo período del año anterior, cuando fue del 9.7%, significó una disminución de 0.3 puntos porcentuales.

Claro que es buena noticia que el desempleo siga disminuyendo frente al comportamiento del año 2022, más cuando el dato de octubre parece ratificar que las épocas de una desocupación de dos dígitos quedaron atrás y hoy ese fenómeno persiste en mantenerse en una cifra menor que la del año pasado.

Sin embargo, cuando se mira la tendencia que trae la tasa de desempleo en los últimos meses, se puede observar fácilmente que en los últimos tres meses no solamente no se está presentando crecimiento en la generación de nuevos empleos, sino que la desocupación viene creciendo con respecto al mes anterior de este año.

De acuerdo con el informe del DANE, mientras en agosto pasado la tasa de desempleo fue del 9.4%, en septiembre subió al 9.6% y en octubre este fenómeno llegó al 9.9%. Ahora, mientras hace cuatro meses las personas que tenían trabajo eran 23.19 millones, en agosto fueron 23.14 millones, en septiembre 22.99 millones y en octubre los con empleo ya habían bajado a 22.67 millones, lo que significa una pérdida de 520.000 puestos de trabajo desde julio hasta el 30 de octubre.

No hay duda de que la incertidumbre que vive el sector productivo como consecuencia de los permanentes anuncios del Gobierno en diferentes materias, sumado a las malas cifras del crecimiento de la economía y al alto costo del crédito, ha afectado severamente la generación de empleo y más que eso, el sostenimiento de los actuales puestos de trabajo.

Esto con un agravante y es el inminente aumento en el valor del salario mínimo que se debe empezar a aplicar dentro de unos 20 días y que por supuesto le pega fuerte a un número muy importante de empresas cuya composición laboral está conformada en buena parte por personas que devengan esta cifra. Cada vez es más difícil que estas empresas vinculen nuevas personas o lo que es peor, reemplacen las que se van retirando.

No es bueno, pues, a pesar de las aceptables cifras de octubre, el panorama laboral del país. Todo indica que al cierre del año, inclusive al término del pasado mes de noviembre, el desempleo va a estar en dos dígitos y que el 2024 no será definitivamente el año de la generación de muchos puestos de trabajo en Colombia.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

 
- Publicidad -

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -