18.4 C
Pereira
lunes, septiembre 26, 2022

Otro globo

Esta semana el Director Técnico del Instituto Nacional de Vías, doctor Guillermo Toro, anunció el inició del llamado programa “Vías del Samán” y a través del cual se tiene previsto invertir los recursos provenientes del recaudo del peaje Cerritos II, devuelto al Instituto hace dos años luego de que se venciera el término de la concesión Cerritos-Cartago-La Victoria.

Según el funcionario, en el primer comité directivo del programa al cual asistieron además, los gobernadores de Risaralda y el Valle, se aprobó la realización de los estudios y diseños de las obras de mejoramiento y seguridad vial de los corredores Pereira-Cartago-La Victoria y Anserma Nuevo-Cartago-Alcalá, y el contrato para la Gestión Vial Integral de las vías La Victoria-Cartago-Cerritos-El Pollo-La Morelia y Cerritos-La Virginia.

Por supuesto que alegra que el Invías, después de dos años de haber recibido el manejo del peaje y de haber recaudado aproximadamente 150.000 millones de pesos, anuncie que empezará a dedicar atención a un problema que la Ciudad ha gritado desde todos los escenarios y que ha desbordado todos los límites imaginables en movilidad, en seguridad y, claro está, en la paciencia de los pereiranos.

Sin embargo, no dijo el doctor Toro ni mucho menos el boletín oficial que entregó la entidad, cuánto tardaran los “estudios y diseños de las obras de mejoramiento” que se autorizaron, ni tampoco cuáles son los trabajos que se van a diseñar. Lo único que se sabe es que de las dos obras que se van a diseñar, una pertenece al Valle y la otra solo una cuarta parte está en Risaralda, y que por ahora no habrá inversión y menos doble calzada entre Cerritos y La Virginia.

Esperar dos años para que el Gobierno Nacional atienda un problema gigantesco, especialmente de seguridad vial, y, sobre todo, ver que una cifra tan importante como la que se recauda en Cerritos se gaste en todas partes menos en la vía que la produce; para salir ahora con un globo como los que sabe echar y que nada dicen, produce desilusión y tristeza, por no decir indignación.

Ahora, en cuanto al anuncio de la aprobación del contrato para la Gestión Vial Integral y en lo que, según algunas declaraciones anteriores del doctor Toro, se gastaron los 150.000 millones recaudados en los últimos 24 meses, ojalá esta vez alcance para que el trayecto de Risaralda pueda contar con servicios como los de grúa y ambulancia, que hasta hoy no se conocen en el tramo Pereira-Cerritos-Cartago.

Ya se esfumaron, pues, 150.000 millones, ahora el Departamento espera que del billón de pesos que se va a recoger en los próximos 15 años, se pueda invertir lo necesario para construir los pasos a desnivel, los puentes peatonales y las obras que necesita la via Pereira-Cerritos-Cartago y la doble calzada Cerritos-La Virginia, y que son indispensables para mejorar la movildad de este sector y ahorrarle la vida a tandos ciudadanos.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

Oasis

Caleño portaba marihuana

- Advertisement -