19.4 C
Pereira
martes, septiembre 27, 2022

Ojala, no afecte

Lo que faltaba, que la venta del Deportivo Pereira haya sido declarada nula por el Juez que lleva el proceso de liquidación del  equipo, por irregularidades procesales y que se presentaron, según el funcionario, desde el momento mismo en que se realizó la convocatoria para la subasta.

Cuando se esperaba que todos los problemas, demandas, fallos contradictorios, recusaciones y demás, hubieran quedado atrás, que un nuevo panorama se abriera para el Deportivo Pereira y que en adelante, salvado el reconocimiento de la Dimayar hacia los nuevos accionistas, las únicas preocupaciones, fueran deportivas y futbolísticas; apareció este nuevo ingrediente que amenaza al menos con demorar  todo el proceso de legalización de venta y las gestiones ante la autoridad deportiva nacional.

Es cuando menos paradójico que mientras el equipo en lo deportivo va caminando muy bien y consiguiendo logros que muy pocas veces había conseguido en sus 70 años de historia, en  lo administrativo siga dando tumbos, no salga de los juzgados y no termine un lio financiero y legal que lo ha tenido ocupado y en ascuas en los últimos años.

El equipo está en un momento inmejorable, está ad portas de ganar, con el empate el viernes pasado ante Jaguares, un  cupo en los cuadrangulares semifinales de fin de año, con muy buenas posibilidades de hacer un papel importante y por qué no de alzar el trofeo de campeón; y ya ha adquirido el derecho a participar en la Copa Libertadores, tal vez el certamen de clubes más importante del continente americano. 

Se dirá que por un lado va lo deportivo y por otro distinto lo administrativo y es así desde el punto de vista teórico, pero no así en la práctica. Una institución que tiene la mente puesta en los estrados judiciales y que tiene que dedicar todo su tiempo en solucionar sus problemas jurídicos, no puede tener la tranquilidad, la concentración y el corazón puestos en tener un buen desempeño en la cancha y en ganar los partidos.

Por eso, preocupa que los nuevos problemas accionarios que han resultado por la última decisión judicial, alcancen el campo deportivo y afecten primero el buen ambiente y el ánimo ganador que se vive en todo el grupo de jugadores y en la dirección técnica, y luego su rendimiento deportivo.

De todas maneras, ojala, la institución pueda sortear con éxito la nueva dificultad jurídica que se ha presentado y, sobre todo, que esto no vaya a tener repercusiones en lo deportivo y a desmejorar el buen rendimiento de los jugadores, hoy tan necesario para la consecución de la anhelada estrella .

Artículo anteriorNueva canción de Chocquibtown
Artículo siguienteLos ojos de gato

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -