21 C
Pereira
domingo, marzo 3, 2024

No hay ninguna razón

No parece haber ninguna razón, distinta a la incapacidad de enfrentar la amenaza de los moteros y taxistas, para que se mantenga una medida que no surtió el efecto que se buscaba. 

 

La Superintendencia financiera estableció esta semana los aumentos para las tarifas de las pólizas de Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito y mantuvo el descuento del 50% para las motos, taxis, busetas y buses, a pesar de que a finales del año pasado el Gobierno había dicho que para este año desaparecería este beneficio.

El propio  Ministro de Hacienda dijo antes de terminar el año que el importante descuento se había otorgado con el propósito de estimular la compra el Soat, especialmente por los propietarios de motos, ante el altísimo porcentaje de vehículos de este tipo que circula por las vías del país sin el seguro obligatorio.

Sin embargo, el alto descuento en el valor de la póliza, según el propio funcionario, no sirvió para conseguir que el nivel de motos especialmente que transitan sin Soat, disminuyera significamente; por el contrario los accidentes de tránsito con personas lesionadas graves, si aumentaron, igual que los costos de atención de los afectados.

Esto había obligado al Gobierno a replantear el descuento otorgado, eliminando el beneficio, tal como lo anunció el Ministro; pero al parecer las protestas de los moteros, sumado a los anuncios de los taxis de paralizar el tráfico en las grandes ciudades si se eliminaba el descuento en el valor del Soat, obligaron al funcionario a replantear la decisión y mantener el inequitativo descuento.

No parece haber ninguna razón, distinta a la de ser incapaz de enfrentar la amenaza de los moteros y conductores de servicio público, para que se mantenga una medida que todos reconocen que no surtió el efecto que se buscaba de aumentar el número de vehículos asegurados y que deja unos costos insoportables en la atención de los lesionados en los siniestros viales.

Ahora el Gobierno, ante su imposibilidad de acabar con el costoso beneficio, intenta nivelar el desequilibrado sistema y llenar el hueco en pesos que le está dejando atender semejante nivel de siniestralidad vial, aumentando las tarifas del Seguro Obligatorio en más de un 18%, una decisión que puede causar el efecto contrario al que inicialmente se buscaba con el descuento del 50%.

Cuando el valor del Soat para los vehículos distintos a los cubiertos por el beneficio del descuento, se vuelva impagable, lo que puede suceder es que sus propietarios van  correr el riesgo de circular sin la póliza, va a aumentar el porcentaje del parque automotor descubierto de seguro y se va a acabar de reventar el sistema.

Pierde, pues, el Gobierno una buena oportunidad para corregir un error que sus más altos funcionarios reconocen se cometió y que ha desequilibrado completamente el necesario balance que debe haber entre lo recaudado por concepto de la Seguro Obligatorio y el costo de atender los afectados en los miles de accidentes de ´tránsito que ocurren en las vías del país.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

 
- Publicidad -

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -