21 C
Pereira
domingo, marzo 3, 2024

El mayor fracaso

Todo está apuntando a que la obra emblema del gobierno Maya termine siendo no solo su peor fracaso, sino el mayor motivo de dudas frente al manejo de los dineros del Municipio. 

La denuncia que acaba de hacer el alcalde Mauricio Salazar sobre el contrato de construcción de la Avenida Los Colibríes, no puede ser más grave y exige que las entidades de control inicien de inmediato una investigación que ponga en claro lo denunciado por el mandatario y que imponga, si es del caso, las sanciones de rigor.

El nuevo mandatario de los pereiranos dijo que la obra que tenía un presupuesto inicial de 32.000 millones, va a terminar costando más de 66.000 millones, producto de dos adiciones que aprobó la administración anterior y de la solicitud para una nueva adición por 13.000 millones que ha presentado el contratista y que según este son necesarios para terminar la vía.

Dijo además el doctor Salazar que una obra que tenía un plazo inicial para su construcción de un año y medio, lleva casi el doble de tiempo y apenas va en un 70%, lo que significa que difícilmente estará terminada el 15 de marzo próximo fecha última que tiene el contratista, después de varias ampliaciones  del plazo, para terminar la obra.

Pero lo más grave de lo que ha denunciado el Alcalde es que la obra no está ajustada a las especificaciones y características contempladas en el contrato de construcción. Según el mandatario de los pereiranos, la vía no tiene el ancho contratado, el separador es más estrecho de lo especificado y, lo peor, el espesor del pavimento que debe ser de once centímetros, en muchas partes apenas alcanza los seis centímetros.

En otras palabras, el contratista no sólo no está cumpliendo con los términos económicos del contrato, ni con el plazo establecido en el documento contractual, sino que está haciendo una obra con unas especificaciones menores y de menor calidad a las obligadas en el contrato firmado con la Administración Municipal.

Cómo es posible que una obra tan anunciada, tan publicitada y supuestamente tan planeada, tenga semejante desface no solo en el valor del contrato y en el plazo de ejecución, sino en las especificaciones de la obra, y nadie en el gobierno anterior, haya hecho siquiera un llamado de atención sobre esto.

Todo está apuntando a que la obra emblema del gobierno Maya termine siendo no solo su peor fracaso, sino el mayor motivo de dudas frente a la rigurosidad en el manejo de los dineros que Municipio y a la seriedad con que se seleccionaron las firmas a quienes se les confió la ejercicio de las principales obras para la Ciudad.

Por ahora, es urgente que las entidades de vigilancia y control aboquen la denuncia que ha hecho el alcalde Salazar e inicien la investigación que permita establecer si en este contrato se está presentando detrimento de los dineros del Municipio y en caso de haberlo, quienes son los responsables de semejante engaño.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

 
- Publicidad -

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -