20.9 C
Pereira
domingo, mayo 19, 2024

Los primeros cien días

Por supuesto, las administraciones apenas empiezan y esta es apenas una visión de la percepción que han dejado en sus gobernados los nuevos gobernantes.

Cien días son muy pocos para evaluar el inicio de un gobierno que dura cuatros años, especialmente cuando el estilo de administración es completamente distinta a la que traía en los últimos períodos la ciudad o el departamento; pero ese ejercicio se ha vuelto una costumbre que ha hecho carrera y que de un lado practican todos los mandatarios y del otro esperan los ciudadanos.

A riesgo entonces de ser aventurado revisar en un espacio tan limitado los primeros cien días de los nuevos gobernantes y con una mirada independiente del informe oficial de cada administración sobre los pasos iniciales que ha dado y las tareas que ha emprendido o que tiene previsto emprender inicialmente, es bueno hacer este ejercicio.

En Pereira la llegada del doctor Mauricio Salazar a la alcaldía ha significado principalmente un cambio de percepción de los pereiranos frente a su gobernante. Se siente un mandatario más cercano a la comunidad, más interesado en los problemas de la Ciudad, decidido a enfrentar el tormento de inseguridad, tomando decisiones sin tardanza y ejecutando acciones no muy trascendentes, pero si muy sensibles a los ciudadanos.

De otro lado, el alcalde Salazar ha tomado algunas decisiones que dicen mucho del rigor con que se manejara la relación con las empresas a quienes se les encargue la ejecución de los proyectos de ciudad y con quienes tenga una relación contractual el Municipio; y del celo con que se cuidaran los recursos de inversión de la Ciudad.

En cuanto al gobernador Juan Diego Patiño la percepción es como si no hubieran transcurrido ya cien días de su administración, sino una tercera parte de ellos. La misma lentitud con que definió y completó su equipo de gobierno, es la que se ha apreciado para empezar a abordar los principales asuntos del departamento y para darle forma a las numerosas iniciativas planteadas durante su campaña.

Cosa distinta es lo que se siente en la vecina ciudad de Dosquebradas. Allí, como en Pereira, el ritmo que le ha impreso el alcalde Roberto Jimenez a su administración, es el que requiere una ciudad con la inmensidad  de problemas y necesidades que tiene Dosquebradas. Para dar una idea solamente de lo que ha sido la celeridad de esta administración, cuando no habían transcurrido ni siquiera dos meses, ya el mandatario había hecho la primera evaluación de su gabinete y realizado los ajustes que el resultado recomendó.

Por supuesto, las administraciones apenas empiezan y esta es apenas una visión de la percepción que han dejado en sus gobernados los nuevos gobernantes de Pereira, Dosquebradas y Risaralda. Ojalá con los días los que han dejado una buena imágen en sus primeros cien días de gobierno, la conserven y fortalezcan; y los que los ciudadanos esperan más de ellos, puedan ajustar sus líneas y avanzar positivamente en los propósitos que se han impuesto.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

 
- Publicidad -
Artículo anterior
Artículo siguiente

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -