18.1 C
Pereira
lunes, mayo 27, 2024

El riesgo permanence

No hay duda, pues, de que las recientes lluvias, han mejorado el nivel de los envases; pero tampoco la hay de que el riesgo de desabastecimiento permanece vigente.

Es cierto que en los últimos días han vuelto a aparecer en buena parte del territorio nacional las lluvias y las perspectivas de alejamiento de los efectos del fenómeno de “El Niño”, son cada vez mejores; sin embargo, la amenaza de un posible desabastecimiento de energía y su consecuente racionamiento no se ha ido y todavía permanece latente.

Según datos oficiales, el nivel de los embalses que alimentan las hidroeléctricas para la generación de energía, llegó, a mitad de esta semana, al 31.4%, un registro muy por debajo de los mínimos históricos de los últimos 20 años para un mes de marzo y prácticamente tocando ya el nivel de alerta que para igual período del año, está establecido en el 26.76%.

A esta situación hay que sumarle un ingrediente adicional y es que, de acuerdo con el Centro Nacional de Despacho, la demanda de electricidad promedio del país, presenta un crecimiento del 8.1%, mientras que los aportes hídricos registrados en marzo pasado, se mantuvieron en el 45,37 por ciento, es decir por debajo de los mínimos históricos.

El Consejo Gremial Nacional ha llamado la atención sobre los riesgos que enfrentan las empresas de energía y de acueducto para atender la demanda de estos servicios y que amenazan con afectar su prestación en términos confiables, seguros y económicos; y ha pedido una campaña masiva para el cuidado y el uso racional del agua y de la energía eléctrica.

Por otro lado, los gremios del sector de servicios públicos vienen pidiendo medidas de seguridad jurídica para que el sector pueda recuperar la capacidad de generación, se retorne  a la normalidad y se aleje el fantasma del apagón; así como algunas campañas que motiven el ahorro de energía y agua en los usuarios.

Ya en el pasado, durante el fenómeno de El Niño 2015-2016, el Gobierno puso en práctica, con éxito, la campaña “Apagar Paga” dirigida a hacer conciencia sobre la urgencia de hacer uso racional del agua y de la energía eléctrica; y con la cual se consiguió el ahorro que permitió evitar el racionamiento de estos servicios.

El Gobierno Nacional a través del Ministro de Minas y Energía, ha tratado de restarle trascendencia al problema y ha insistido en que los niveles de los embalses están bajitos, pero por encima de los valores críticos y por tanto sin riesgo de un posible apagón; y además, que gracias a la preparación del sistema eléctrico del país y a las medidas adoptadas, se ha enfrentado la sequía sin el peligro de un desabastecimiento.

No hay duda, pues, de que las recientes lluvias, han mejorado el nivel de los envases; pero tampoco la hay de que el riesgo de desabastecimiento permanece vigente y que todo lo que se haga para hacer uso racional de los servicios de energía y agua y ahorrar estos productos, será vital para acabar de superstar los devastadores efectos de “El Niño”.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

 
- Publicidad -
Artículo anterior
Artículo siguiente

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -