15.4 C
Pereira
jueves, abril 25, 2024

El Anillo Longitudinal

Hoy esta vía en vez de ser la calzada que se ideó para descongestionar la 30 de Agosto, especialmente en sentido occidente-oriente, es el peor galimatías en materia vial que hay en la Ciudad. 

Con motivo de un accidente de tránsito que ocurrió esta semana en la llamada vía Longitudinal, y que dejó una persona muerta, se ha vuelto a llevar a la mesa de estudio la necesidad de evaluar la utilidad que está teniendo esta calzada para la movilidad de la Ciudad, la conveniencia de conservarla de doble vía y la alta accidentalidad que viene presentando.

Cuando se proyectó el llamado Anillo Longitudinal, como calzada alterna a la Avenida 30 de Agosto que ayudara a aliviar un poco el pesado tráfico de esta vía y se inició su ejecución durante el gobierno del exalcalde Israel Londoño, estaba previsto que fueran dos vías, una al costado sur de la avenida y otra al costado norte, que operara cada una en un solo sentido. Es decir, que la norte funcionará de oriente a occidente y la sur de occidente a oriente.

Por esas cosas que pasan siempre en ciudades como la nuestra, principalmente por razones presupuestales, solo se empezó a construir la calzada sur y se dejó la paralela norte para que una posterior administración terminara un proyecto que completo tiene mucho sentido y utilidad para la movilidad de la Ciudad, pero que construido parcialmente sirve de poco.

Ante la imposibilidad de hacerlo completamente, inclusive solamente se construyó hasta la calle 33 porque para entonces no fue posible que unas canchas de fútbol que había allí dieran paso a la nueva vía, la administración de entonces tomó la decisión, antes de entregar el gobierno, de poner en servicio la vía en doble sentido; y así se quedó.

Hoy esta vía en vez de ser la calzada que se ideó para descongestionar el tráfico que se mueve por la 30 de Agosto, especialmente en sentido occidente-oriente, es el peor galimatías en materia vial que hay en la Ciudad. Una vía estrecha y llena de curvas, vehículos que intentan girar a la izquierda y que no pueden hacerlo porque el contraflujo no lo permite generando un trancón monumental y una fila interminable para coger la glorieta de la Belalcázar, es la realidad que se vive allí a cualquier hora del día y en cualquier sentido.

Esto para no hablar de lo que ocurre cuando hay un accidente de tránsito. Sencillamente la calzada se vuelve intransitable y como tiene pocos accesos y salidas, los vehículos que les toca esto, quedan atrapados en una sin salida que muchas veces demora horas interminables mientras llegan las autoridades de tránsito y atienden el siniestro.

Es hora de que ojalá la nueva administración del alcalde Mauricio Salazar que  está empeñada en solucionar los problemas de movilidad de la Ciudad, termine el otro par vial y le de sentido al Anillo Longitudinal; y mientras tanto, ponga la calzada actual en un solo sentido, de oriente a occidente, desde la glorieta de la avenida Belalcázar y hasta la calle 50, tal como estaba previsto en proyecto original. Eso sería un verdadero aporte a la buena movilidad de Pereira.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

 
- Publicidad -

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -