15.3 C
Pereira
jueves, junio 30, 2022

Crece la violencia intrafamiliar

Es tendencia

- Advertisement -

Mientras en el país la violencia intrafamiliar disminuyó en los primeros ocho meses de este año, en Pereira, que había tenido durante el mismo periodo del 2020 el registro más bajo de los últimos cinco años, este atroz comportamiento aumentó significativamente al pasar de 284 casos conocidos, a 331.

Para los estudiosos de este fenómeno social, el encierro obligatorio decretado por el Gobierno durante buena parte del año pasado y la convivencia forzada producto de la pandemia, así como la perdida del empleo y las consecuentes dificultades económicas; contribuyeron en general a incrementar la violencia al interior de los hogares. Sin embargo, en Pereira no sucedió lo mismo.

Según datos del Instituto Nacional de Medicina Legal, en la Ciudad la violencia intrafamiliar se redujo, entre el 1 de enero y el 31 de agosto del 2020, drásticamente, en comparación con el mismo periodo del 2019, al pasar de 483 a 284, contrariando el comportamiento nacional y la teoría de los conocedores del tema.

Desafortunadamente, esa buena tendencia se revertió este año y, distinto a lo sucedido en el país que mostró un decrecimiento importante, en la Ciudad el maltrato, los golpes, los castigos físicos, la discriminación, la humillación y todas las demás formas de violencia física y mental, han vuelto a crecer.

Todo esto, con un agravante adicional y es que se estima que los casos de violencia intrafamiliar que llegan a conocimiento de las autoridades respectivas y por tanto que quedan en las estadísticas conocidas, son un porcentaje muy bajo frente al número real de hechos de esta naturaleza que ocurren en nuestra sociedad.

La falta de confianza en las autoridades, el miedo a las represalias que puedan tomar los victimarios, el desconocimiento de a quien se recurre en un caso de violencia y la ninguna efectividad de las investigaciones de los casos denunciados, sumados a que la mayoría de las veces, cuando la denuncia avanza, el acusado no es aislado de la víctima, sino enviado a que siga conviviendo con ella, son las principales razones por las cuales las víctimas de los hechos de violencia intrafamiliar prefieren guardar silencio que ir a las autoridades a denunciar los aberrantes hechos.

La violencia al interior de las familias es uno de los peores males de cualquier sociedad. Su reiterada presencia denota las peores expresiones de intolerancia, de falta de convivencia, de desprecio por los principales valores del ser y de desconocimiento de la dignidad humana, amén de que dejan herido de muerte el respeto y la vida en familia.

Preocupa, pues, el crecimiento de la violencia intrafamiliar en la Ciudad, mientras en las otras capitales del país, empezando por las vecinas, esta práctica horrenda y despresiable, va disminuyendo, y más aún que muy poco se esté haciendo para enfrentar este mal, para atacar sus principales causas y, sobre todo, para lograr que las víctimas vayan a las autoridades y denuncien inmediatamente se presenten los primeros asomos de violencia.

Artículo anteriorColombia reportó 24 muertes por Covid-19 
Artículo siguienteGrado

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -