21 C
Pereira
lunes, julio 22, 2024

Buena, pero avara

Desde el miércoles de la semana pasada empezó a regir en todo el municipio de Dosquebradas la restricción del pico y placa. Los primeros quince días serán para su socialización y a partir de la tercera semana de diciembre la medida tendrá aplicación con todas las restricciones y consecuencias que contempla el decreto.

Sin duda la disposición restrictiva era una urgente necesidad no solo para garantizar la buena movilidad durante los días de Navidad y Año Nuevo, durante los cuales hay un aumento considerable de vehículos, sino para contribuir a ordenar y darle mayor fluidez permanente a un tráfico que cada día se había vuelto más insoportable en la mayoría de las vías del municipio.

Sin embargo, parecen tener razón los que han opinado que la norma se quedó corta en su alcance y cubrimiento. Dado el volumen de vehículos que hoy circulan por las calles y avenidas de Dosquebradas y la intensidad del tráfico durante todas las horas del día, todo indica que imponer la restricción solo por unas horas del día es insuficiente para la pretensión de mejorar la movilidad en la ciudad.

Dosquebradas, como lo es Pereira también, en una ciudad que, en las horas previas y posteriores al medio dia e inclusive durante el propio medio día, tiene un alto movimiento vehicular, sencillamente porque un porcentaje importante de la población suspende sus actividades laborales y va hasta sus casas a almorzar, lo que obviamente congestiona el tráfico en este horario.

La otra razón para considerar que la medida fue avara, es que deja por fuera de su cobertura vías como la avenida del ferrocarril, la segunda más importante y congestionada del municipio, lo que automáticamente translada todo el tráfico que se mueve en sentido sur -norte y norte-sur a este corredor vial haciéndolo intransitable e insoportable.

Si algunas vías necesitan de la medida del pico y placa son los ejes viales a través de los cuales se mueve el mayor tráfico del municipio y si estas vías no son cobijadas con la medida no solo van a mantener su pesado tráfico, sino que van a saturar con todo el flujo que no puede circular por el resto de las vías. 

El trancón de Dosquebradas, producto de la precariedad de vías y el alto número de vehículos que circulan por ellas, no tiene horario, ni sectores específicos, se presenta en toda la red vial y duranre todas las horas del día. Por eso, poner el pico y placa solo en algunas calzadas y en horario parcial, no ayudará a mejorar la movilidad en el muncipio y si hará imposible algunos corredores que hoy no son la maravilla, pero en general funcionan de manera aceptable.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

 
- Publicidad -

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -