21.2 C
Pereira
viernes, junio 21, 2024

Pueblos indígenas le ofrecen a la CorteIDH su sabiduría frente al cambio climático

Representantes de los pueblos indígenas solicitaron este martes a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) una mayor protección para sus territorios y que su «sabiduría» sea empleada como «escudo» contra el cambio climático. La sesión se llevó a cabo en la ciudad de Manaos, en el corazón de la Amazonía brasileña.

Durante esta audiencia, convocada para discutir una consulta realizada por Colombia y Chile sobre la responsabilidad de los Estados en relación con la emergencia climática y los derechos humanos, los pueblos originarios presentaron sus testimonios.

Darío Mejía Montalvo, del pueblo Zenú de Colombia, hablando en nombre del Foro Permanente para Cuestiones Indígenas de las Naciones Unidas, subrayó que sin el «conocimiento» de los pueblos originarios y el cuidado de sus territorios, no será posible frenar el calentamiento global. «Los Estados modernos imponen fronteras e instituciones, pero el derecho de los pueblos nace en sus cosmovisiones y valores», afirmó Montalvo, destacando que la sabiduría indígena ha sido efectiva para proteger la biodiversidad durante siglos.

Montalvo criticó que el debate sobre el cambio climático esté «guiado por las reglas del mercado y no de la naturaleza», y afirmó que términos como «economía verde o circular» no reflejan la cultura ni el conocimiento indígena. Además, destacó que los pueblos indígenas tienen su propia ciencia económica basada en la armonía con la naturaleza, y que el combate al cambio climático debe «poner en pie de igualdad todos los conocimientos».

El líder indígena también justificó la oposición de las comunidades a la explotación descontrolada de sus territorios, lo que impacta la salud y la soberanía alimentaria y genera episodios de violencia. «Extraer petróleo de la tierra es extraer la sangre del cuerpo de una madre», sentenció, advirtiendo que la explotación del litio, esencial para la transición energética, ya está causando desplazamientos en América Latina, afectando «territorios sagrados para los indígenas».

Organizaciones no gubernamentales también participaron en la audiencia, enfatizando las consecuencias del cambio climático sobre las selvas y las costas. La Alianza Hondureña ante el Cambio Climático presentó el testimonio de Francis Cruz, del pueblo de Cedeño en el Pacífico, quien relató entre lágrimas que el mar «se ha comido ya cuatro calles» de su comunidad.

Alexander Romaña, experto colombiano de la Universidad de Montreal, señaló el caso de la isla Cartí Sugdupu en la comarca indígena Guna Yala en el Caribe panameño, cuyos 1.200 habitantes están siendo evacuados debido al avance del mar, siendo la primera isla de América Latina oficialmente desplazada por la emergencia climática.

Sergio Chaparro, del Centro de Estudios de Derecho, Justicia y Sociedad (Dejusticia) de Colombia, advirtió sobre la «amenaza» de la deforestación en la selva amazónica, que se acerca a un «punto de inflexión» potencialmente devastador para el planeta.

Laura Rico, directora de campañas de la Fundación Avaaz, afirmó que «garantizar los derechos de los indígenas es combatir la crisis climática y garantizar un medio ambiente sano» para toda la humanidad, concluyendo que «sin pueblos indígenas no habrá bosques, y sin bosques no habrá vida para nadie».

Las sesiones de la CorteIDH en Manaos, que concluyen este miércoles, forman parte de un debate iniciado en abril en Barbados y que culminará a fin de año con la emisión de una «opinión consultiva» solicitada por Chile y Colombia.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

 
- Publicidad -

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -