21.2 C
Pereira
viernes, junio 21, 2024

Practicar actividad física a partir de los 60 años reduce el riesgo de muerte y enfermedades cardiovasculares

Un reciente estudio del hospital Brigham and Women de Boston ha revelado que las personas que comienzan a practicar actividad física a partir de los 60 años pueden reducir el riesgo de muerte y enfermedades cardiovasculares entre un 30 y 40 %. La investigación, cuyos resultados se han publicado este lunes en la revista científica Jama Internal Medicine, se basó en el seguimiento a la salud de más de 14.000 mujeres durante casi diez años.

Metodología del estudio

Para llevar a cabo este estudio, los investigadores equiparon con pulseras de seguimiento de actividad física a 14.399 mujeres sanas de más de 62 años, todas participantes en los estudios sobre salud de la mujer del hospital Brigham and Women. El seguimiento se realizó desde 2011 hasta 2022.

Durante este periodo, las participantes completaron cuestionarios anuales sobre su estado de salud. En caso de fallecimiento, los investigadores determinaron si la causa había sido una enfermedad cardiovascular.

Resultados

Los dispositivos de seguimiento mostraron que las participantes realizaban una media de 62 minutos de actividad física de intensidad moderada o intensa a la semana y acumulaban un promedio de 5.183 pasos al día. Después de nueve años de seguimiento, aproximadamente el 9 % de las participantes había fallecido y el 4 % había desarrollado una enfermedad cardiovascular.

Los datos indicaron una clara asociación entre la cantidad de ejercicio realizado y un menor riesgo de muerte o enfermedad cardiovascular. «Cuanto más ejercicio hacían las participantes, menor era su riesgo de muerte o enfermedad cardiovascular», señalaron los autores del estudio. Esta ventaja en la supervivencia se mantuvo independientemente de las diferencias en el índice de masa corporal de las participantes.

Beneficios adicionales

Además de reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares, el estudio encontró que la actividad física también disminuye el riesgo de contraer otras enfermedades crónicas e infecciones, y favorece la longevidad.

Conclusiones y recomendaciones

Los investigadores concluyen que tanto los pasos diarios como la intensidad del ejercicio son métricas válidas para evaluar el estado de salud de las personas mayores, aunque con ligeras diferencias entre ellas.

Las recomendaciones de salud en Estados Unidos, citadas en el estudio, sugieren que los adultos realicen al menos 150 minutos de actividad física de moderada a intensa (como caminar a paso ligero) o 75 minutos de actividad de alto impacto (como trotar) a la semana.

Este estudio pone de manifiesto la importancia de mantenerse activo a cualquier edad, subrayando que nunca es tarde para comenzar a beneficiarse de los efectos positivos del ejercicio en la salud.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

 
- Publicidad -

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -