22.4 C
Pereira
martes, junio 25, 2024

Google se moderniza para no perder terreno como buscador frente a TikTok y ChatGPT

Con 26 años, Google, el gigante de los motores de búsqueda, enfrenta el reto de no convertirse en un «dinosaurio» tecnológico. Para mantenerse relevante, está utilizando las mismas herramientas que amenazan su hegemonía: los chatbots con inteligencia artificial (IA) y los formatos cortos de las redes sociales. Estos esfuerzos buscan asegurar que su motor de búsqueda siga siendo el favorito del público.

A pesar de que «googlear» se ha convertido en un verbo en muchos idiomas, plataformas más jóvenes como ChatGPT y TikTok están desafiando la dominancia de Google. Dos de cada cinco estadounidenses ahora utilizan TikTok como motor de búsqueda, y casi una de cada diez personas de la Generación Z (nacidos entre 1997 y 2006) prefieren TikTok sobre Google para buscar información, según una encuesta de Adobe.

Cambio en los hábitos de búsqueda

Google ha reconocido la creciente competencia. «Cerca del 40% de los jóvenes, cuando buscan un lugar para almorzar, no abren Google Maps ni van al buscador de Google. Van a TikTok o Instagram», comentó Prabhakar Raghavan, vicepresidente sénior de Google, en una conferencia de tecnología en julio.

La Generación Z recurre a Google un 25% menos que la Generación X (nacidos entre 1965 y 1980) para realizar búsquedas, según una encuesta de Forbes y OnePoll. Las redes sociales, con sus algoritmos personalizados y contenido en primera persona, están ganando terreno entre los usuarios jóvenes.

Elizabeth Reid, vicepresidenta y directora de búsqueda de Google, explicó a EFE que los usuarios más jóvenes valoran las experiencias vividas y las perspectivas humanas. Por eso, Google ha estado invirtiendo en características de búsqueda como foros de discusión y contenido de video más corto.

Desde 2019, Google ofrece videos de TikTok como resultados de búsqueda y, en 2020, lanzó YouTube Shorts, una plataforma que permite a los usuarios compartir videos verticales de menos de un minuto, y comenzó a incluir estos en sus resultados de búsqueda.

La inteligencia artificial como doble filo

La IA generativa es vista por Google como una oportunidad para modernizarse, aunque también representa un desafío, ya que podría llevar a los usuarios a consultar directamente a los chatbots en lugar de utilizar el motor de búsqueda tradicional. Recientemente, Google y OpenAI presentaron asistentes de IA avanzados que pueden ver, oír, razonar y ayudar al usuario, seguidos por Amazon con una nueva versión de Alexa.

Este mes, Google anunció que pronto integrará la posibilidad de preguntar en su buscador con videos para obtener ayuda de la IA, utilizando su nuevo modelo Gemini, personalizado para la búsqueda de Google. Además, introdujo ‘AI Overviews’ para los usuarios de EE.UU., ofreciendo resúmenes generados por IA sobre diversos temas. De momento, Google no planea incluir enlaces publicitarios en las respuestas de la IA.

Mantener la confianza del usuario

A lo largo de sus más de dos décadas, Google ha ganado la confianza de los usuarios, que recurren a la plataforma para todo tipo de consultas, desde temas médicos hasta preguntas filosóficas. Sin embargo, uno de los mayores desafíos de la IA son las «alucinaciones», respuestas incorrectas pero convincentes. El cofundador de Google, Sergey Brin, reconoció en la conferencia anual de desarrolladores Google I/O que las alucinaciones son un «gran problema», pero aseguró que están «menguando».

Google está decidido a mantener su posición dominante, adaptándose a los nuevos tiempos con innovaciones y mejoras en sus servicios, mientras enfrenta los desafíos de un entorno digital cada vez más competitivo.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

 
- Publicidad -

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -