17.4 C
Pereira
domingo, junio 16, 2024

Defensa de Álvaro Uribe recusa al fiscal de su caso y pide cambiarlo

La defensa del expresidente colombiano Álvaro Uribe recusó este lunes al fiscal Gilberto Villarreal, encargado de su caso por los presuntos delitos de soborno, fraude procesal y soborno en actuación penal, alegando parcialidad y vínculos con dos de las víctimas involucradas en la causa.

En la recusación presentada, los abogados de Uribe fundamentaron su decisión en la normativa que estipula que los fiscales deben declararse impedidos cuando existen factores que comprometen su imparcialidad en relación con las partes del proceso. Según la defensa, la imparcialidad del fiscal Villarreal está «seriamente comprometida y cuestionada» debido a su colaboración con el exfiscal general Eduardo Montealegre Lynnet y el exvicefiscal general Jorge Perdomo, quienes han sido aceptados como víctimas en este caso.

Durante su tiempo en la Fiscalía, Villarreal «no fue un funcionario de menor nivel o poca trascendencia, pues, por el contrario, fue designado en cargos de especial relevancia e importancia», subraya la defensa en su escrito. Añaden que los nombramientos de Villarreal en posiciones clave durante la administración de Montealegre y Perdomo indican que era un funcionario cercano y de plena confianza para ellos, quienes ahora se postulan como víctimas en el caso que él lleva a cabo.

La defensa de Uribe argumenta que Villarreal ha mostrado una «desbordada intervención» que indica falta de objetividad, imparcialidad y serenidad en el proceso. «No tiene frente a mí una posición neutral ni desapasionada, sino que, por el contrario, sin ningún recato, de forma ligera, me ha descalificado y acusado de otras conductas que dan cuenta de sus prejuicios en mi contra», añadieron los abogados de Uribe.

Este giro en el caso de Uribe, quien fue presidente de Colombia entre 2002 y 2010, se produce solo tres días después de que la Fiscalía lo acusara formalmente de soborno, fraude procesal y soborno en actuación penal, cargos que fueron aceptados por la jueza. La jueza también aceptó como víctimas del caso al senador izquierdista Iván Cepeda, a los exfiscales Montealegre y Perdomo, y a Deyanira Gómez, exesposa del paramilitar Juan Guillermo Monsalve, involucrado en el caso.

Un Caso Controvertido

La larga disputa legal se remonta a 2012, cuando Uribe, entonces senador, demandó a Iván Cepeda por supuesta manipulación de testigos. Cepeda, en ese momento, preparaba una denuncia en el Congreso contra Uribe por supuestos vínculos con el paramilitarismo. Contrario a lo esperado por Uribe, la Corte Suprema de Justicia no abrió una investigación contra Cepeda y, en cambio, inició un proceso contra el exmandatario por manipulación de testigos.

La acusación por soborno se relaciona con el presunto pago de coimas a Carlos Enrique Vélez y Juan Guillermo Monsalve, quienes están presos en las cárceles de Palmira y La Picota en Bogotá, respectivamente. Monsalve, un exparamilitar, aseguró que hubo una estrategia para convencerlo de declarar contra Cepeda.

Uribe ha insistido durante años en que el proceso en su contra tiene motivaciones políticas y carece de pruebas. El fiscal Villarreal asumió el caso el 16 de enero pasado y el 9 de abril afirmó que, a partir de las evidencias físicas y elementos probatorios, determinó que había motivos para acusar a Uribe.

Este desarrollo añade una nueva capa de complejidad al ya controvertido caso del expresidente, cuya defensa sigue luchando para demostrar su inocencia frente a las graves acusaciones.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

 
- Publicidad -

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -