22.4 C
Pereira
martes, junio 25, 2024

Descubren que el campo magnético del Sol se origina a solo 30.000 kilómetros bajo su superficie

Un reciente estudio publicado en la revista Nature, liderado por la Universidad de Edimburgo (Reino Unido) y con la colaboración del Instituto Tecnológico de Massachusetts (EE. UU.), ha revelado que el campo magnético del Sol se genera a una profundidad de aproximadamente 30.000 kilómetros bajo su superficie.

Este hallazgo podría ayudar a comprender mejor los procesos dinámicos de nuestra estrella y a predecir con mayor precisión las potentes tormentas solares. Hasta ahora, se creía que el origen del campo magnético solar estaba a más de 200.000 kilómetros de profundidad.

Sin embargo, este nuevo estudio contradice esa teoría al situar el inicio del campo magnético mucho más cerca de la superficie solar. Esta región cercana a la superficie podría ser responsable de las manchas y llamaradas solares, que se generan internamente mediante un proceso conocido como acción de dinamo.

Las tormentas solares, aunque pueden producir impresionantes auroras polares, también pueden causar daños en satélites, redes eléctricas, comunicaciones por radio y sistemas de posicionamiento. Por lo tanto, comprender mejor el origen y la dinámica del campo magnético solar es crucial para mejorar las predicciones de estas tormentas.

El equipo de investigadores utilizó modelos computacionales avanzados y simulaciones numéricas para estudiar el campo magnético solar. Descubrieron que al simular perturbaciones o cambios en el flujo de plasma dentro del 5 al 10 por ciento superior del Sol, se generaban patrones de campo magnético realistas en la superficie.

Sin embargo, cuando consideraron las capas más profundas de la estrella, la actividad solar resultante era menos realista. Además, el modelo también tiene en cuenta las oscilaciones de torsión, que son patrones cíclicos en el flujo de gas y plasma alrededor del Sol.

Estas oscilaciones, junto con la rotación variable del Sol y el ciclo magnético solar de 11 años, explican cómo se forman las manchas solares y siguen los patrones de actividad magnética.

Aunque aún quedan incógnitas sobre la dinamo solar y cómo todas las piezas interactúan entre sí, este nuevo enfoque es esencial para comprender y predecir las tormentas solares con mayor precisión. Geoffrey Vasil, primer autor del estudio, señala que la dinamo solar actúa como un «reloj gigante» con muchas partes complejas, y este descubrimiento nos acerca un paso más a desentrañar sus secretos.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

 
- Publicidad -

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -