¿Qué causa el amor entre dueño y perro?

Quienes tiene perro saben que mirarle a los ojos es el remedio contra todos los males. Si están cansados, tristes, estresados o enfadados, la mirada de su mascota es como un mundo en el que se pierden y vuelven a recobrar fuerzas. Ahora hay un estudio que explica el porqué de este fenómeno.

Investigaciones han descubierto que el fenómeno lo provoca la oxitocina. Una hormona que es clave para reforzar y desarrollar el vínculo entre madre e hijo en el proceso de lactancia. Los estudios se han dedicado a observar a 30 personas mientras interactuaban con sus perros. Según una primera valoración, las personas que dicen querer más a sus perros los miran más a los ojos, lo que significa que la mirada tiene mucho que ver en este proceso.

El dato revelador ha aparecido cuando se ha procedido a analizar el nivel de oxitocina en personas y perros, mediante un test de orina. Cuanto más se miraban el dueño y el perro, más aumentaba el nivel de oxitocina en ambos. El mismo estudio se realizó con lobos (parientes muy cercanos del perro) que habían sido criados desde cachorros por un humano. Al analizar los niveles de oxitocina, se vio que no había ninguna diferencia entre el antes y después.

Esto significa que el perro hace muchos miles de años que dejó de pertenecer al grupo de los lobos y ha aprendido y adquirido en su genética comportamientos sociales de los humanos. Así, un perro puede seguir la mirada, responder a órdenes como “ven” o “siéntate” o atender cuando se señala con un dedo a algún lugar específico. Ni siquiera los simios, más cercanos a los humanos, tienen esta facilidad para familiarizarse con estos gestos humanos.

Compartir