18.2 C
Pereira
jueves, abril 25, 2024

Memorias de un sindicalista del magisterio

Encontrará en sus páginas mensajes honestos salidos de su entraña, su rechazo a la
miseria, su propuesta de una Colombia justa e igualitaria que por fin se acuerde de los
más pobres.

Javier Amaya*
Esta mañana llega a mi escritorio un volumen firmado por Rodrigo López Maya con el
título “Sea realista, pida lo imposible. Memorias en contexto” bajo el sello Klepsidra
Editores de Pereira. Su ejercicio autobiográfico asume riesgos, porque desde la
primera hasta la página de cierre (117), Rodrigo expone sin ambages su fidelidad al
pensamiento político socialista.
Su narración es sencilla y fluye sin necesidad de parecerse a nadie, ni rebuscar
términos o expresiones de moda o citas de apellidos extranjeros. Es un recuento simple
y abierto de las memorias de su niñez temprana hasta la adolescencia y madurez,
donde no resulta difícil compararse y recordar nuestros propios episodios de la
generación que nos tocó vivir.
Por su ideario irrenunciable, algún lector pensará que el escrito es un panfleto político
disimulado, provocando el abandono precipitado de su lectura. Quien haya tenido trato
personal con Rodrigo sabe que se puede no comulgar con su ideario o incluso
discrepar de él sin cultivar un enemigo. En este libro se describen las injusticias, los
desmanes y los peores actos deshumanizantes del sistema y sus agentes a lo largo de
las décadas, sin que el autor llene los párrafos de su narración con epítetos, o adjetivos
polarizantes cargados de odio.
La vida nacional
Este libro acertadamente describe acontecimientos de la vida nacional entrelazando su
discurrir personal y el proceso de maduración de sus ideas políticas. A mi me parece
que Rodrigo con su escrito no busca convencer a nadie de sus tesis, ni reclutar
adeptos fácilmente para las filas de su partido. Simplemente demanda ser escuchado,
al fin y al cabo, la mayoría de nosotros tiene una vida que contar y el autor decide
hacerlo ahora y por escrito.
La vida de Rodrigo aquí expuesta consta de dos grandes partes en el tiempo y el
espacio como serían Cali y Pereira. Buscando continuar su profesionalización como

docente llega a Pereira a enrolarse en la Facultad de Educación de la Universidad
Tecnológica, donde se gradúa y se adapta a trabajar en centros educativos remotos y
precarios para quedarse a vivir hasta la fecha.
En relativo poco espacio, Rodrigo López Maya nos comparte sus gustos de la vida por
el fútbol y la música que llamábamos revolucionaria, hasta la caribeña y de baile. Todo
este aprendizaje de vida y experiencias lo preparan en la tarea de representar a sus
colegas docentes en organizaciones sindicales fuertes con idearios muy amplios, que
iban desde reivindicaciones salariales hasta cambios en la concepción del mundo.
Se reincorpora
Desde tiempos inmemoriales el sistema político colombiano intolerante y represivo ha
perseguido de forma despiadada al sindicalismo, sin obviar a los maestros, hasta llegar
con amenazas de muerte a López Maya, que lo obligan a buscar asilo en la República
Popular de Bulgaria donde se queda dos años.
A su regreso de Europa donde aprovecha para estudiar, se reincorpora a la vida
sindical y luego de su retiro de una larga carrera laboral, busca elegirse a cargos de
elección popular y participa de varias campañas de apoyo que incluyen a Cuba,
durante el lapso de la economía especial luego de la desintegración de la URSS y la
gran traición de Gorbachev-Yeltsin.
Quien se anime a leer su libro puede no creer en la utopía socialista o desconfiar como
muchos de las verdaderas intenciones de Petro, pero encontrará en sus páginas
mensajes honestos salidos de su entraña, su rechazo a la miseria y abandono de los
niños, su propuesta de una Colombia justa e igualitaria que por fin se acuerde de los
más pobres.
Mientras el maestro Rodrigo López Maya redacta sus próximos ensayos, confiemos
que nos lo podamos encontrar para degustar un tinto o saborear una copa en algún
café o bar de Pereira y nos anime a sus amigos con su conversación franca y alegre de
siempre. En el último encuentro que tuvimos en abril de 2023, no nos anticipó nada de
esta grata sorpresa editorial.
*www.javier-amaya.us

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

 
- Publicidad -

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -