18.2 C
Pereira
jueves, abril 25, 2024

Benditos y alabados sean los chismosos

Sus chismes calientes ardían en las visitas y calmaban ansiedades con los tragos
de aguardiente en el café de Peláez.

Guillermo Gamba
Bendita y alabada misia Chismocina, decíamos de Filomena, la vecina
murmuradora que traía y repartía, recogía y mejoraba los chismes de la calle
donde nací en Marsella, así mismísima era misia Jesusa en la Calle Real de
Bogotá en 1898. Ellas visitaban las casas para dejarles los chismes de la vida
social, salian bien pispas, como se dice en Antioquia, en la calle con sus
sombrillas atrapaban los cotilleos, los más reales y lo inventado. Lo que se
contaba más de una vez, eso ya era chisme. Cuando ellas no encontraba al
destinatario de sus cuentos, le dejaban un chisme por debajo de la puerta.
En La Calle Real la lengua de Filomena afianzó imaginarios, mitos y guasarapos
verbales, era el tiempo de los temores a los tres dias de oscuridad que causarían
las lluvia de ceniza del volcán nevado del Ruiz y las amenazas de la bomba
atómica que sostuvo a la guerra fría.
Tras los sermones de Monseñor Estrada, los rumores y chismes regados tras
Filomena, eran señales para localizar lugares de salvación para los perdidos en el
vicio, un purgatorio ahí mismo, en el ícono del Corazón de Jesús o bajo las camas
de las putas de La Calle del Morro. En el mes más duro de los tiempos de la
violencia, los cuchilleros más asesinos para cuidarse, estamparon tras las puertas,
bajo una llama, a catorce de los setenta y dos ángeles de la guardia de la cuadrilla
de San Rafael Arcángel, protector ante los peligros en la fe católica.
Las noticias de Filomena en ciertos dias eran ácidas, resonaban entre ruidos de
terremoto, los gusanos causantes de la broma en las puertas de madera se
asomaban a enterarse y ella con su lengua brava las fumigaba. Su labia era el
bien más necesario del tiempos de los temores. Sus chismes calientes ardían en
las visitas y calmaban ansiedades con los tragos de aguardiente en el café de
Peláez.
Investigación

Yo los escuchaba y sospechaba y que algo tendrían de cierto, lo he corroborado al
leer en The Guardian, diario británico: “Contrario a la percepción común, el chisme
no solo es una actividad social inofensiva, sino que, según investigadores,
desempeñó un papel crucial en la supervivencia y el desarrollo de nuestras
comunidades ancestrales.
La investigación, publicada por Academia Nacional de ciencias Británica, ha sido
noticia en la prensa universal, analiza al chisme porque podría haber
proporcionado una ventaja adaptativa en el entorno social de nuestros ancestros.
«Según investigadores, su utilidad obró como un mecanismo eficiente para la
transmisión de información crucial en las comunidades antiguas. El ciclo evolutivo
de los chismes, obró como un juegos evolutivo que imita la toma de decisiones
humana en conjunto a sus funciones de difusión de reputación y disuasión del
egoísmo”.
Se reafirma mis sospecha, esta frase académica lo dice: “chismear tendría una
gran función social”. Con razón son tan gustosos los rumores de la farándula,
especialidad española y de todos los idiomas que resuenan en las revistas de
moda, en el periodismo de todos los pelambres necesarios para sustento de la
curiosa vida colectiva.
Qué dice
La investigación inglesa que nos trajo claridades, alude “En tiempos en que la
supervivencia dependía en gran medida de la cooperación y la cohesión social,
estar al tanto de las dinámicas sociales y los comportamientos individuales era
esencial. La capacidad de discernir quién era confiable, quién representaba una
amenaza y quién podía contribuir al bienestar común se volvió vital en la evolución
humana.

El chisme facilitaba el intercambio de información sobre estas cuestiones,
permitiendo que los individuos tomaran decisiones informadas sobre sus
interacciones sociales y fortalecieran los lazos dentro del grupo. el estudio sugiere
que el chisme desempeñó su papel en la formación de normas sociales y la
regulación del comportamiento”.
Dejemos a un lado a las lenguas más viperinas que son las más dañinas. “La
transmisión de historias sobre violaciones a las normas del grupo podría haber
actuado como un mecanismo de control social, contribuyendo así a la cohesión y
estabilidad del grupo. Aunque el chisme puede tener sus raíces en la evolución
humana, es esencial abordar su práctica de manera ética y reflexiva en el contexto
contemporáneo”.
¡Afirmativo!.. de lo contrario, no persistirían asuntos tan traídos entre los cabellos y
fantasías, las repeticiones de las canas y los sermones teológicos desde El
Génesis en la Biblia, como las infidelidades conjuntas entre Adán y Eva, con Dios

metido ahí, sin más explicaciones que por causa de una culebra y las tantas
versiones que configuran las lenguas más universales. Esa gran leyenda sobre el
Arca de Noé y sus borracheras cuando la paloma que se voló del arca por los
malos olores encerrados y regresó con la señal en una rama porque habían
cesado las lluvias y el sol ardía.
Estudio


En resumen, «este estudio desafía la percepción tradicional del chisme como una
actividad frívola y sugiere que, desde una perspectiva evolutiva, ser chismoso
podría haber sido una herramienta vital para la supervivencia y la cohesión social
en nuestras comunidades ancestrales”.
Los chismes que se hablaron tantas en la Calle Real de Marsella y en todas las
poblaciones que usaron ese nombre, tan chismoso y tan real, poblados donde no
habitaron reyes usaron ese nombre tan popular. En nuestra región paisa por las
calle reales llegaban las pisadas y los pedos de las mulas y la torrente de
novedades entre mercancía y enjalmas.
Comunicados desde esa realidad nos integramos al mundo con el café y nos
llegaron siriolibaneses, alemanes, ingleses, italianos que han enriquecido mientras
cultura acumulativa. Los lenguilargos bien informados repartían las novedades
trajeron el asombroso, los encantos importadas desde el Norte al Sur, Este y
Oeste. Hasta hoy cuando los chismosos virtuales son la más extensa de las tribus
universales.
*granorojo.com

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

 
- Publicidad -

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -