¿Se pudieron mitigar las afectaciones de la grave inundación en La Virginia?

El 18 de mayo de este año, La Virginia fue víctima de un nuevo episodio de inundación, el cual dejo más de 20.000 personas damnificadas. Aunque este tipo de emergencias no son nuevas en el Puerto Dulce de Risaralda, hoy muchos se preguntan sí se pudo haber actuado de mejor manera, para evitar la grave afectación que causó el desbordamiento del río Risaralda.

Ayer en la Asamblea del departamento, se llevó a cabo una sesión de control político, en la que varios diputados denunciaron fallas previas en las acciones para evitar que este tipo de eventos naturales ocasionen tanta desolación.

Es preciso mencionar que la noche previa a la tragedia y en horas de la madrugada de ese día, llovió mucho más de los normal en inmediaciones del municipio mencionado, sin embargo también, al parecer, fallaron equipos para la evacuación del agua.

¿Por qué no se le había hecho mantenimiento a las motobombas con las que cuenta el municipio y que se utilizan para evacuar el agua en este tipo de emergencia? Este fue uno de los principales cuestionamientos de la sesión, a la que también asistieron concejales del Puerto Dulce, pero a la que no fueron funcionarios de los ministerios de Vivienda y Ambiente.

En entrevista con El Diario, el diputado Juan Carlos Valencia, manifestó que “las 5 motobombas que tenía La Virginia para evaucra el agua, no operaron por falta de mantenimiento. No solo hay que tener estos equipos funcionando adecuadamente, también hay que mirar sí se necesitan más motobombas, porque es evidente que va a seguir lloviendo y dentro de 4, 5 o 10 años puede volver a ocurrir una tragedia como la del 18 de mayo de este 2021”.

Por su parte el diputado Durguez Espinosa, señaló que “hoy los risaraldenses y sobretodo los virginianos, nos preguntamos por qué no funcionaron el pasado 18 de mayo, las 5 motobombas con las que cuenta La Virginia. El mantenimiento de estos equipos no valía más de $ 12 millones, pero no se les hizo, estas no operaron el día de la tragedia”.

Hay que tener en cuenta que la inundación del mes pasado en el Puerto Dulce, fue súbita y no como las de años anteriores donde el nivel del agua subía de manera gradual, por lo que la emergencia del pasado 18 de mayo no dio tiempo para intentar salvar algunos enseres.

 

Alerta temprana

En el 2019 desde la Gobernación de Risaralda, se anunció el desarrollo de un proyecto para poner en funcionamiento un sistema de alertas tempranas (SAT) en 6 ríos y una quebrada del departamento (Risaralda, Otún, Consota, Dosquebradas, Monos, San Eugenio y Agüita). La inversión en esta iniciativa sería superior a los $ 13.000 millones.

Aunque ya han pasado prácticamente 2 años desde que puso sobre la ‘mesa’ este proyecto, todavía no ha consolidado el SAT. Hay que decir que el sistema no consta de equipos de monitoreo en las fuentes hídricas, también se debe crear una especie de comité donde se analicen y se tomen las decisiones correspondientes, después de conocer los datos de los monitoreos.

Haber tenido en un SAT en el río Risaralda, hubiese podido permitir dar aviso a la ciudadanía, con anticipación, de un posible desbordamiento de este afluente.

El diputado Diego Naranjo afirmó que “hicimos un cuestionamiento para que se le explique a los risaraldenses, si esta administración departamental le ha dado continuidad a un proyecto que presentó la anterior Gobernación de Risaralda que tiene que ver con sistemas de alertas tempranas. Lo que se buscaba con el proyecto era implementar unos SAT, que permitieran prevenir a tiempo, tener información a tiempo, colocar equipos de monitoreo en la cuenca del río Risaralda entre otros afluentes, para evitar tantas afectaciones como las acontecidas el pasado 18 de mayo en La Virginia”.

 

Cuadro

Siguen llegando ayudas

Los más de 20.000 afectados que dejo el desbordamiento del río Risaralda en La Virginia, perdieron todas sus pertenencias. La inundación fue tan rápida y grande que no les dio tiempo ni a salvar sus bienes más preciados. Ante esta tragedia, la ciudadanía risaraldense, empresarios, la Gobernación de Risaralda y las alcaldías de La Virginia y otros municipios cercanos, comenzaron a entregar ayudas a los damnificados.

La administración departamental, a través de la Coordinación Departamental de Gestión del Riesgo de Desastres (CDGRD), ha entregado a la fecha 1.700 colchonetas, 2.500 mercados, 3.000 kilos de carne y 3.000 paquetes de galletas. Además en conjunto con la Alcaldía del Puerto Dulce, se gestionaron ante la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD), 3.500 mercados, 3.500 kits de cocina, 10.000 frazadas y 6.000 colchonetas.

La UNGRD también aportó $ 50 millones para el apoyo técnico y operativo, para las actividades de respuesta y rehabilitación. $ 160 millones para limpieza y descolmatación de sumideros. Y $ 378 millones para la rehabilitación del dique por donde se filtró el agua e instalación de hexápodos.

 

Pie de foto: La emergencia del pasado 18 de mayo en La Virginia, afectó 23 barrios del Puerto Dulce, donde más de 5.000 familias perdieron todas sus pertenencias, solo quedaron con la ropa que llevaban puesta.

 

Compartir

Deja un comentario