18.2 C
Pereira
jueves, abril 25, 2024

Mural que recupera la cultura Quimbaya

La Casa de Cultura del Barrio Alfonso López es un espacio donde se realizan diferentes actividades y proyectos culturales, además es un lugar que inspira a muchos artistas de la ciudad y es por eso que allí nace el proyecto llamado Seres del Otún.

Seres del Otún

Fue un proyecto de creación colectiva y comunitaria de un mural que se desarrolló a partir de las técnicas del mosaico, la pintura y la dinámica del laboratorio creativo como escenario para generar narraciones de ciudad, barrio y territorio. Se configuró como un espacio de ideación, reflexión y creación basado en las dinámicas, expectativas, formas de vivir y relatar la ciudad de los barrios de la Comuna Oriente y parte de la Avenida del río.

Juan Diego Márquez Moreno, Director general del Museo Intangible del Confinamiento, indicó, “Nosotros llegamos a la Casa de Cultura, inicialmente para trabajar un proceso de investigación sobre la historia del barrio, sin embargo, nació una inquietud acerca de que está muy cerca al río Otún y allí se implementó otra línea de investigación en torno a la relación que se teje con las personas de este entorno y el río, es por esto que comenzamos a indagar del pasado y sobre todo acerca de quienes habitaron el territorio, que eran los Quimbayas”

Mural

Lo que se hizo, fue retomar las formas como los Quimbayas representaban su mundo, principalmente en construcción de los pájaros del Otún, seres híbridos que tenían diferentes aspectos, también el sol, el agua, la tierra, los elementos entre otros, “Lo que nosotros hicimos en la primera etapa del laboratorio, con personas del entorno definimos unos conceptos que representan el mundo para dejar plasmado allí, entre estos, el río, madre origen, lenguaje arrullo, caos-incertidumbre y casa-hogar y a partir de esto creamos un animalario”

Este representativo mural, está hilado por el río como una serpiente y en la medida que se va avanzando se encuentran diferentes seres que hacen parte de toda la historia de este lugar, “Este fue nuestro primer proyecto de mosaico, fue algo exigente, pero se logró hacer de la mejor manera ” indicó Márquez

Para poder realizarlo, tuvieron que organizarse en mesas de trabajo en las que se arman las piezas centrales y luego proceder con un enmallado en donde se va a realizar y por último, se instala en el muro con un cemento plástico y finaliza con los procesos de emboquillado y pintura de fondo.

Seres del Otún, además de su valor estético y artístico, buscó generar conciencia sobre la historia y el patrimonio cultural local, promoviendo un sentido de comunidad a través de la participación activa en la creación de la obra. En última instancia, el colectivo aspiró a fusionar la memoria ancestral con la vida moderna, tejiendo así una narrativa que enriqueciera la identidad colectiva y fortaleciera el vínculo con el entorno.

Objetivos

Dentro de sus objetivos está, generar espacios para la circulación de artistas plásticos visuales de Pereira y Medellín en estos entornos, también tener dentro del mismo un colectivo para crear, ya que lo que buscan es generar espacios de esparcimiento y aporte de espacios culturales, por otro lado, diversificar las técnicas de arte urbano en la ciudad, interés en la historia y descentralizar y fortalecer ejercicios de la ciudad.

Equipo de Creación
Juan Diego Márquez Moreno, director general del museo intangible del confinamiento, Omar Grisales, montajista, Daniel Duque, diseñador, Juan Esteban Becerra, diseñador, Beatriz Gallo, producción general y logística, Karín Vargas, diseño y proceso de creación.

 Técnica y Materiales
“La técnica del mural mosaico es un poco dispendiosa, se requiere el diseño, un boceto, digitalizarlo, imprimirlo y luego armarlo, para nosotros ha sido muy importante la relación de los materiales con lo que pensamos y realizamos, en este mural recuperamos unos elementos de este lugar principalmente con baldosa, la cual nosotros mismos recolectamos, ya que es un material que permite el reúso y la economía circular” Juan Diego Márquez

 Proceso del mural
Este proceso de investigación y creación se desarrolló durante dos años, primero presentaron ante la sala Carlos Drews de la Secretaría de Cultura un pájaro del otún hecho en barro, el cual surgió de esta propuesta, luego realizaron un mosaico en pieza escultórica y por último el mural mosaico en la Casa de Cultura del barrio Alfonso López.

 

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

 
- Publicidad -

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -