19.1 C
Pereira
lunes, abril 22, 2024

Los serenateros sin el frío del Páramo

Los amaneceres en la tierra caliente suelen ser muy fríos, pero ahora durante las heladas jornadas bohemias, los músicos de oficio tendrán un lugar donde tomarse un tinto, guardar su guitarra y esperar a los clientes.

En la tarde del viernes pasado se extendió el tapete rojo a las afueras del Edificio de Rentas, por la puerta 1927, donde de ahora en adelante habrá un desfile de músicos que de lunes a jueves tendrán un nuevo espacio para ensayar, hacer reuniones de trabajo y tener charlas sobre acordes, cuerdas y armonías.

Un poco de historia

Por allá en 1917, cuando don Eleazar, el abuelo de Jorge Orrego, hizo un dibujo de 60 centímetros de largo por 40 de ancho de la vista que tenía desde el portón de su casa, no existía la iglesia La Valvanera, entonces como título le puso ‘Al pie del páramo’, porque lo que veía era el nevado de Santa Isabel despejado.

Así luce hoy el lugar donde estaba la casa que se construyó en 1890, a esa tienda en la que se podía encontrar desde una vela, hasta una cerveza para el sediento que venía a caballo y donde empezaron a llegar ‘los merenderos’, hoy serenateros.

El pueblo para ese entonces solo estaba iluminado por una bombilla cada dos cuadras que apagaban a las 8:00 de la noche, entonces tocaba seguir a punta de la luz de las velas de cebo que fabricaba el abuelo, quien falleció el 26 de febrero de 1938 y el negocio quedó en manos del hijo. En esa casa también se empezó a gestar la idea de un nuevo departamento separado de Caldas.

Al lugar empezaron a llegar personalidades como el poeta Luis Carlos González (padrino de bautismo de Jorge) quien traía sus versos y los músicos empezaron a transformarlos en bambucos.  Eran otros tiempos, cuando nacieron en ese lugar ‘La Ruana’ y ‘Muchachita pereirana’.

Entre otros visitantes de renombre que tuvo El Páramo desde 1986, se encuentran: Belisario Betancur y Andrés Pastrana. Para el tiempo en que le tocó la administración a Jorge, abrió toda la casa, no solo la parte de adelante. “Le cuento que fue una locura, cabían 250 personas, llegaron otras personas reconocidas, como Luis Carlos Galán, César Gaviria, Horacio Serpa, Ernesto Samper y hasta los 16 magistrados en conjunto estuvieron en El Páramo.

Las historias y los personajes quedaron inmortalizados en la carrera 7 con calle 15 esquina.

Sobre el ‘Nuevo Páramo’, Jorge dijo: “Qué dicha que los músicos se vengan, no sé si van a abandonar esa 15”, quien tuvo la casa en funcionamiento hasta el año 2006.

Una gesta cultural

Jhon Jairo Hurtado ha entregado toda su vida a la cultura y es el padre adoptivo de este proyecto que renace de la mano de la Secretaría de Cultura del Departamento. “Estamos realizando un sueño de 23 años, cuando se fundó la Asociación de Músicos de Pereira (Amper). Desde el año uno empezamos a pedir una sede a todas las administraciones, estamos muy contentos, muy felices. Este lugar va a ser como una especie de auditorio para la parte cultural, aquí vamos a tener lanzamientos, que un trío quiere mostrar su música nueva o que los clientes los escuchen para que se los lleven, este es el sitio”.

El gestor cultural también precisó que se tendrán conversatorios y coaches (entrenadores) para los miembros de Amper. La Asociación recibió este espacio en calidad de comodato, no deben pagar canon de arrendamiento que en palabras del propio Hurtado es: “Lo más oneroso y llega cada 15 días, solo debemos responder por el pago de servicios y el administrador que estará al pendiente del funcionamiento del lugar”.

Desde esta esquina donde está la casa azul y que hoy es sede de agrupaciones de mariachis, don Eleazar Orrego pudo divisar su casa ‘Al pie de El Páramo’.

Por parte de la Gobernación

Eliana Carmona es la directora de Cultura del Departamento, fue el enlace entre los artistas y el gobernador, porque entendió la importancia que tuvo El Páramo en la historia reciente de la ciudad, las necesidades de los serenateros tradicionales que deben enfrentarse a la hostilidad de la calle y la falta de un espacio en el que los músicos de diferentes géneros se encuentren y se propongan más creaciones.

Acerca de este lanzamiento expresó: “Significa poder dignificar la condición del músico urbano, permite también la conservación y la protección del patrimonio inmaterial, el legado de los bambucos, los pasillos, la música de cuerda y esa música que ha enamorado a nuestros abuelos, a nuestros papás y ahora a las nuevas generaciones en estos procesos”.

Este lugar también será un centro de fotografía y de memoria. Además, le permitirá a los clientes encontrarlos en un lugar más seguro. Sobre el horario de funcionamiento, Carmona comentó que con el buen engranaje y sinergia al que ha llegado la Gobernación con los artistas, se concertará a qué horas estará abierto al público.

El fondo del escenario del nuevo espacio en el edificio de rentas, revive cómo se veía el interior de El Páramo.

Cifra

800 músicos que conforman la Asociación de Músicos de Pereira, también tendrán un espacio en El Páramo.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

 
- Publicidad -

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -