26.9 C
Pereira
sábado, marzo 2, 2024

La peligrosa Longitudinal

La ciudad crece a pasos agigantados ¿qué tan preparada está la red vial para estos cambios?

Entre 2016 y 2017, la ciudad expectante soportó las incomodidades y cierres que ocasionaron los nuevos tramos del anillo longitudinal y que le darían otra opción a los conductores que debían escapar de los grandes trancones en la avenida 30 de Agosto. Pero en menos de una década, la situación no es lenta, sino caótica, porque hay tramos de la avenida Longitudinal que ponen la piel de gallina a cualquier observador.

La calle 41

En este punto mínimo debería haber un accidente diario por la forma en que está dispuesta la circulación vehicular que permite todo tipo de giros. Están los que siguen derecho a Maraya, los que giran a la derecha buscando la 30 de Agosto, los que bajan de esta y van hacia la glorieta de la Belalcázar, los que vienen de Maraya y quieren subir a la 30 de Agosto.

Una ciudadana que se quejó de esta misma situación pero entre las calles 38 y 39, sugirió la instalación de un semáforo, pero con relación a esta petición y a otros asuntos con referencia a esta peligrosa arteria vial, Carlos Parra, abogado especialista en Transporte, señaló varios puntos que hay que tener en cuenta a la hora de analizar lo que pasa allí y las posibles soluciones.

“Cuando se hacen los primeros diseños y estudios de factibilidad, la población tiene unas características y cuando entregan la obra esto ha cambiado por completo, porque el lugar donde antes había viviendas unifamiliares en las que a lo sumo salía un carro en la mañana, le dieron paso a centros de formación o empresas que tienen otro volumen de vehículos y por eso ahora se volvió una locura”, dijo Parra.

Por tanto explicó que debe existir en toda ciudad un Plan de Movilidad o el Plan local de Seguridad Vial que tiene un comité a través del cual se recogen las inquietudes de la comunidad y se toman medidas sobre las mismas, como para el caso del semáforo que solicita la ciudadana: se observa el aforo de los vehículos, la congestión de las intersecciones. “Otra podría ser evitar los doble sentido para que no tenga tanta carga vehicular y así se baja el riesgo”.

Esta es la confluencia de la calle 41, es tan alto el riesgo de accidentalidad que la misma señal de tránsito lo informa, pero ¿qué tan eficaz es a la hora de la prevención?

Estado de las señales

Este mismo medio publicó hace dos días el mal estado de muchas señales de tránsito en la ciudad, pero para el caso de la Longitudinal hay que poner la lupa sobre puntos realmente críticos como consta en las fotografías, ya que la falta de pintura y demarcación de resaltos y cebras, hacen que el peligro aumente en una vía que en el último semestre ha dejado tres personas fallecidas y que se encuentran reglamentadas en la Ley 2252 de 2022, que en artículos como el 118 hace referencia a la actualización de señalización en pro del peatón.

La señal de velocidad máxima en algunos tramos es de 30 kilómetros, pero esto claramente no se cumple y en el recorrido realizado para esta nota no se observó la presencia de autoridades de tránsito. Según el abogado, “hay soluciones como las demarcaciones por medio de islas o un pequeño borde que es dejarle al peatón un espacio en el que pueda detenerse en medio de los carriles para esperar el momento adecuado para cruzar, pero esto debe ser realizado a través de la Ingeniería de Tránsito”.

Poner los problemas sobre la mesa

Aparte de todo lo ya mencionado, queda que sobre esta vía también sacaron un pedazo para la ciclobanda, la que no solo carece de buena demarcación, sino que le hace falta estar en consonancia con la Ley 1811/2016, como lo explica Juan Carlos Parra: “Con esta Ley se busca promover el uso de bicicleta para alinearse a los requerimientos de Planeación Nacional. Las ciclobandas en el ejercicio teórico tienen que conducir a sitios de interés (universidades, alcaldías, gobernaciones etc.) ahora no llevan a ninguna parte, también deben llegar a parqueaderos públicos de bicicletas”.

La norma exige que las vías nuevas cuenten con andenes con rampas para la movilidad reducida y entre ello también está el espacio obligatorio que le piden al ingeniero para la ciclobanda, pero lo que no se tiene en cuenta es que a futuro estos espacios deben conformar una red.

Aquí la velocidad pasa de los 30 kilómetros y muestra cómo la ciclobanda es peligrosa para quienes decidan usarla.

Hasta en los ODS

El tema vial tiene tanta importancia que en articulación con la Agenda 2030, para el Desarrollo Sostenible, en particular, el objetivo 3.6 relacionado con la seguridad vial, fue ratificado a través de la Declaración de Estocolmo y quedó establecido como el objetivo del Segundo Decenio de Acción para la Seguridad Vial. Por lo tanto, el país trabajará de forma conjunta en la consecución de la meta mundial: Reducir las muertes y lesiones causadas por siniestros viales.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

 
- Publicidad -

Para estar informado

- Advertisement -

1 COMENTARIO

  1. Como dice el artículo , cuando empiezan a construir una vía la ciudad tiene una dinámica , cuando la finalizan tiene otra, y es precisamente eso construir pensando en la nueva dinámica , mínimo de dos carriles por lado y lado , pero como aquí primero piensan en la dinámica del robo ,lo que construyen siempre es en beneficio de los corruptos , nunca en el beneficio de los ciudadanos

Los comentarios están cerrados.

- Publicidad -
- publicidad -