18.9 C
Pereira
sábado, junio 22, 2024

Fábrica de confecciones en El Comienzo del Arco Iris

Una nueva razón para soñar tienen los habitantes de San Isidro en el corregimiento Puerto Caldas, esto por la inauguración de la fabrica de corte y confección Amairis, un espacio de carácter comunitario en el que las mujeres encuentran una oportunidad laboral.

El taller se encuentra ubicado en el centro comunitario El Comienzo del Arco Iris, donde los niños y niñas de Puerto Caldas, encuentran un pedacito de cielo en el que pueden aprender de música, teatro, danzas, entre otros.

La materialización de este sueño se logró con la voluntad de los habitantes de San Isidro, así como por el apoyo de entidades locales e internacionales, particulares y por supuesto el empuje de las madres del sector.

Parte del apoyo económico para la construcción del taller, estuvo a cargo de la Diputación Provincial de Jaén (institución pública gubernamental de España). Desde Ruta 4 Arquitectura (empresa pereirana) realizaron los diseños del taller y la construcción del mismo con habitantes de San Isidro.

Iniciativa comunitaria
En entrevista con El Diario, Ilda Luz Silva Marín, representante legal de la corporación El Comienzo del Arco Iris y ganadora del premio Mujer Comfamiliar en el 2017, aseguró que “le estamos dando inicio a un proceso muy bonito y a un sueño que es el de tener una empresa de confecciones aquí en San Isidro. Hicimos la inauguración de nuestro taller Amairis que era una de las metas de la corporación. Vemos esto como una oportunidad de dignificar la vida de muchas mujeres de nuestra comunidad. Es una forma de mejorar las condiciones socioeconómicas al generar aproximadamente 35 empleos que es lo que esperamos generar en este taller”.

Hay que tener en cuenta que Puerto Caldas es uno de los corregimientos más alejados de la zona urbana de Pereira, inclusive esta separado del resto de la ciudad por el peaje Cerritos II. Es una zona con profundas dificultades económicas y sociales, vías sin pavimentar, ausencia de servicios públicos, problemas de seguridad, hacen parte de la realidad de este sector. Debido a este panorama, es que las iniciativas sociales toman mayor valor.

Dotación y capacitación
Actualmente las mujeres que hacen parte del centro comunitario en San Isidro, reciben capacitaciones del SENA. Una vez a la semana visitan este sector para enseñarle a las féminas sobre confecciones, para que a futuro ellas puedan hacer sus propias creaciones.

Aunque todavía hay necesidad de más máquinas de coser, el taller Amairis ya cuenta con algunas máquinas que han sido donadas por particulares y por parte de la Secretaría de Desarrollo Económico y Competitividad.

Ilda Luz señala que “aquí en San Isidro tenemos muchas personas desplazadas, víctimas de la violencia y por eso este taller se convierte en un espacio paz, da la oportunidad de mejorar las condiciones de sus familias. La idea en el taller es confeccionar uniformes de dotación para colegios, empresas, camisas especialmente y una línea de bordados”.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

 
- Publicidad -

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -