18.7 C
Pereira
miércoles, abril 17, 2024

Hacia una paz menos manoseada

La Iglesia Católica ha ido a la par de la historia del país desde la época de la Colonia y aunque desde 1991 Colombia fue declarado un Estado laico, eso no ha impedido que la Iglesia tenga un papel protagonista.

Desde 1995 en el seno de la Conferencia Episcopal Colombiana, empezó un trabajo político que se denominó Comisión de Conciliación Nacional. A raíz de la firma del Acuerdo de Paz, su trabajo se intensificó en la investigación de lo que verdaderamente necesitan las diferentes regiones para que eso que llaman Paz, no sea un término manoseado y pisoteado, sino que sea algo tangible.

En Pereira y Risaralda

Dos representantes de la Comisión de Conciliación, se hicieron presentes en compañía del obispo Rigoberto Corredor ante los medios de comunicación, para presentarles lo que ellos denominan ‘Nuevo Acuerdo Nacional de Mínimos: Construcción de paz territorial desde el diálogo social en Colombia’.

Víctor Páez, uno de los representantes, explicó que “Es una investigación que viene realizando la Iglesia Católica desde el 2020, en la que se preocupa por preguntar en todo el país desde La Guajira hasta el Amazonas, incluído San Andrés, ¿qué es lo mínimo que se necesita para pensar en paz y reconciliación? Los resultados de esa investigación hablan de los problemas, propuestas y soluciones, no solo por parte de los políticos, sino por los líderes del día a día. Para el caso de Risaralda las respuestas quedaron en 13 títulos que entre las peticiones básicas como salud, mejor administración de justicia y seguridad, entre otras, pide una verdadera Política de Reconciliación con educación”.

La Comisión es por así decirlo, el brazo político de la Iglesia, para generar las condiciones que sean la base para que la sociedad pueda trabajar a raíz de ello. Risaralda aportó propuestas, al igual que los otros 31 departamentos, para la construcción de políticas públicas y el texto resultante será presentado al Gobierno del Presidente Gustavo Petro y se espera que al igual que en los primeros Mínimos sean un insumo fundamental en las mesas de negociación entre el Gobierno Nacional y los diferentes grupos armados al margen de la ley.

La voz del obispo

Monseñor Rigoberto Corredor, al momento de la oración en la que tuvo presentes las guerras de Rusia-Ucrania y la de Oriente medio, luego contextualizó a los asistentes sobre la situación de grupos armados en el continente y la realidad que vive Colombia, para resaltar: “Nosotros somos afortunados, tenemos un oasis en este eje cafetero, pero si vamos al límite del Chocó es una caldera, el Catatumbo, Cauca nunca deja de ser, por eso los invito a reflexionar sobre la necesidad de que cada uno ayude a la paz, colabore con la paz y use la paz”.

Monseñor Rigoberto Corredor, obispo de la Diócesis de Pereira.

Aprovechó para recordar que él ya está de salida, porque son 36 años de obispo, 50 de sacerdote y 75 años de edad y pidió: “Abran un poquitico el corazón para que escuchen desde sus circunstancias personales, lo que ha hecho la Iglesia, no para enorgullecerse, sino por la Misión que ha hecho unida con la sociedad civil, para eso se creó la Comisión. Ayer estuvimos en San Clemente, ¿recuerdan cuando no se podía ir por allá? Cada rato se tomaban el peaje”.

Cabe recordar que los Mínimos no refieren a lo poco, sino a la base, al terreno fértil donde se debe empezar a trabajar para conseguir ese propósito que anhelan las comunidades de base, que es el de vivir con tranquilidad.

Mínimos Regionales de Reconciliación y Paz en Risaralda

1) Política de reconciliación y paz.

2) Equidad en el acceso a los derechos para garantizar una vida digna: educación, salud y empleo.

3) Reforma agraria amplia e integral.

4) Transparencia y control en el uso de los recursos públicos.

5) Construcción de país desde la diversidad regional y territorial.

6) Democracia y participación ciudadana en la construcción de los destinos colectivos.

7) Inversión del Estado con equidad nacional, departamental y territorial en el diseño y la implementación de políticas públicas.

8) Celeridad procesal y el mejoramiento de la administración de justicia.

9) Migración y frontera.

10) Educación para la reconciliación y la paz (manejo de emociones y resolución de conflictos).

11) Seguridad integral y territorial.

12) Protección ambiental.

13) Priorizar el DIH y los derechos humanos.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

 
- Publicidad -

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -