26.7 C
Pereira
lunes, mayo 27, 2024

Derrumbes e inundaciones: panorama de lluvias en Risaralda. Alcalde Juan Pablo Gallo pide ayuda al Gobierno Nacional para atender la calamidad

Sin descanso trabajan las autoridades de gestión del riesgo y los organismos de socorro, tanto departamentales como municipales para atender las diferentes calamidades que se han presentado en Risaralda en los últimos días.

Hasta el momento se han reportado deslizamientos que han taponados vías en los municipios de Quinchía, La Celia, Santuario, Dosquebradas, Santa Rosa de Cabal y Pereira en donde desde el 15 de marzo a la fecha se han presentado 111 deslizamientos, llevando a declarar la calamidad pública en Pereira, Dosquebradas, Santa Rosa y Mistrató. Los trabajos de remoción de tierra se llevan a cabo desde el pasado fin de semana con el fin de garantizar la movilidad de quienes transitan constantemente por las diferentes vías del departamento.

“Estamos atentos al llamado de la comunidad para ponernos en contexto y desplazar el personal operativo y técnico consistentes en geólogo, geotecnista, ingenieros civiles, ambientales e inspectores para hacer la valoración pertinente”, puntualizó el secretario de Infraestructura de Risaralda, Juan Pablo Ocampo Arias.
Las afectaciones con presencia de la maquinaria del departamento se concentran en Santa Rosa de Cabal en los sectores El Español y Alto de la Cruz; en La Celia en La Laguna; en Santuario se interviene en Barcinal; en Quinchía la remoción de tierra en la vía que comunica con el corregimiento de Irra. En el municipio de Dosquebradas se presta atención con ayuda de profesionales que evalúan los tramos viales en los veredas de Santa Ana, El Chaquiro, La Argentina y La Rivera alta con el fin de establecer qué intervenciones se deben hacer.

En el municipio de Marsella también se presentaron deslizamientos en las veredas El Zurrumbo, Las Unidas, San Andrés y Miracampo.

Pereira

Las mayores afectaciones se han registrado en la capital risaraldense en donde hasta el momento la ola invernal ha dejado diferentes deslizamientos en 57 puntos de la ciudad, tanto en zona urbana como rural debido a las constantes lluvias que han caído desde el mes de mayo, las cuales no solo han afectado la movilidad, también han dejado víctimas fatales y varias familias damnificadas.

Después de la tragedia que causa un deslizamiento de tierra en la vía La Romelia-El Pollo el día martes, nuevamente las lluvias causaron estragos en la ciudad en la madruga de ayer, pues se reportaron emergencias por el desbordamiento del río Consota afectando por inundación aproximadamente 200 viviendas de los barrios Brisas del Consota, San Fernando, Futuro bajo y La Playita.

Así mismo un deslizamiento de tierra se presentó en el sector de Unicentro, sentido Pereira-Cerritos, bloqueando por completo la vía causando un gran caos vehicular. El paso también estuvo restringido en el sector de Caracol-La Curva en la vía a Armenia, donde dos vehículos quedaron atrapados afortunadamente sin víctimas en este caso.

Igualmente en la avenida Sur, El Poblado, vía canceles, Mundo Nuevo, El Salado, Pital de Combia, Marceliano y La Siria.
Debido a esto y después de llevarse a cabo un consejo extraordinario de gestión del riesgo se tomó la determinación de declarar la calamidad pública en la ciudad en donde el alcalde, Juan Pablo Gallo Maya, pidió ayuda al Gobierno nacional con el fin de dar pronta solución a las familias afectadas por el invierno y llevar a cabo obras de mitigación del riesgo necesarias para prevenir futuras emergencias.

“La calamidad pública se decreta para poder gestionar las ayudas humanitarias que se necesitan, para avanzar en las obras de mitigación y estabilización que necesita la ciudad y también para llevar a cabo estudios geológicos que ayuden a entender qué fue lo que sucedió y cuáles son las obras que debemos hacer y dónde”, expresó el mandatario local.

Portal de la Villa
Por otra parte la situación se vuelve más complicada en el conjunto residencial Portal de la Villa, en donde hasta el momento se han evacuado 160 familias, adicionalmente se le ha informado a quienes habitan en la manzana 7 que no podrán volver a habitar estas viviendas, por lo que esperan se les dé una pronta solución a esta calamidad que están viviendo. Allí trabajan cerca de 55 personas de la Diger y la Alcaldía, quienes se han encargado de entregar las ayudas necesarias, así como también permitir el paso de familia por familia de las viviendas que deben ser desalojadas.

Igualmente hay preocupación en la comunidad pues el deslizamiento ha afectado algunas viviendas que no estaban en la zona donde se presentó el deslizamiento, por ejemplo en la manzana 5 las casas ya empiezan a presentar agrietamientos tanto por fuera como por dentro de la estructura, lo cual causa temor entre las familias que no quieren pasar una noche más pensando en que el terreno pueda ceder completamente.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

 
- Publicidad -

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -