18.3 C
Pereira
sábado, junio 22, 2024

‘Los escritores nunca han tenido futuro’

En conversación-entrevista con el escritor pereirano Wilmar Ospina Mondragón, a propósito de esta otra celebración de las letras, se quedó más de un tema en el tintero, porque es una persona con un dominio sobre la literatura y las lecturas de ciudad que cualquiera envidiaría. Actualmente es docente en el colegio Ciudad Boquía, en la Universidad UTP y en la Universidad Católica.

 

E. D. ¿Entre qué tipo de autores se define?

W. O. M. “Como un autor urbano, porque la palabra urbanita significa ciudadano, el que vive la ciudad y el que vive en la ciudad. Me considero urbano, moderno, siglo XXI, porque en mis libros he retratado a Pereira. La ciudad es como un monstruo sabes, pasan muchas cosas que en el campo no, está la enfermedad, los vicios, las sustancias, el bandidaje, el crímen, aunque el campo colombiano está sembrado en huesos y sangre, pero en otros países es donde sucede eso. París ¿Te imaginas cuántas cosas criminales y violentas pasan en esa ciudad?”.

 

E.D. ¿Por qué cada libro es una herida?

W. O. M. “La herida que traen consigo los libros a nuestra vida simplemente rompen el cristal, el velo, la ceguera; nos desanudan esa venda que nos impide ver el horizonte, el sol, las presencias. Por ello, los libros duelen, desgarran, destrozan, porque aquello que dicen sus palabras es anterior a la vida, y posterior a la muerte. En sí, cada libro es una herida, una forma de morir para volver a vivir. ¡Malditos sean los libros! ¡Cuánta vida! ¡Cuánta muerte! ¡Cuánta existencia! ¡Cuántas heridas que renuevan una y otra vez, la carne, la materia, el alma, las ideas! Nunca nadie viene siendo igual después de la lectura de un libro y casi siempre viene con el corazón roto”.

E. D. ¿Cómo es la relación escritor – profesor con los estudiantes?

W. O. M. “Les gusta, porque en lo que he escrito ven situaciones que han tenido que vivir, nada más esta semana se me acercó un estudiante que me dijo ‘Eh profe yo tenía un amigo que era barbero, prestó un gota a gota y como no pagó y lo picaron’. Lo que dice en mis libros no es nuevo para ellos, lo importante de eso es recuperar una memoria histórica, no ocultarla”.

 

E. D. ¿En este mundo tecnológico, los escritores tienen futuro?

W. O. M. “Los escritores nunca han tenido futuro. Cervantes, Goethe, se volvieron clásicos ¿pero cómo vivieron en su época? Pobres, llevados del carajo ¿por qué? Porque la sociedad nunca ha visto que el arte es la única carta de salvación que tiene el ser humano, es decir, la tecnología no nos va a salvar, no nos va a abrazar, la tecnología nos genera más bien frialdad, distancia. La tecnología es como la sombrilla en la época parisina, un objeto de distanciamiento social y se usa todavía como tal, en cambio el libro te despierta lo humano, el sentimiento, lo noble, la angustia. Una buena obra te hace llorar, defender a un personaje, entiendes la realidad de un país”.

 

Destacado

“La literatura es el pilar de la sociedad, porque es preferible morir por el sufrimiento de lo sabido y no vivir en la esperanza de lo ignorado”. Wilmar Ospina Mondragón.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

 
- Publicidad -

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -