17.4 C
Pereira
viernes, febrero 23, 2024

Servicio de Extensión, 60 años al servicio del café

El Servicio de Extensión de la Federación Nacional de Cafeteros, considerado uno de los mejores del mundo, cumple hoy 60 años al servicio de los caficultores, lo cual es motivo de orgullo y celebración para toda la institución.  Los extensionistas son profesionales integrales que combinan el conocimiento sólido con la vocación de servicio, el trabajo en equipo y la orientación al resultado, además de habilidades de comunicación (su máximo exponente es el Profesor Yarumo, creado en 1985).  Por su labor integral, adaptabilidad al terreno, compromiso, cercanía con el productor, la confianza que inspira y la construcción de tejido social, y por su trabajo incansable para mantener cafetales sanos y elevar la productividad, es uno de los servicios de la Federación más valorados.

El servicio es el principal vehículo de transmisión de las tecnologías y los conocimientos desarrollados por el Centro Nacional de Investigaciones de Café (Cenicafé), brazo científico de la Federación, con el fin de lograr la adopción por parte del productor de las mejores prácticas de cultivo y poscosecha que le permitan lograr cafetales tecnificados y con altas productividades, con calidad en taza y cuidando el medio ambiente.

“Una de las grandes claves del éxito del modelo colombiano liderado por la FNC es su servicio, compuesto por más de mil hombres y mujeres, quienes son agentes dinamizadores y pieza fundamental en el óptimo funcionamiento del engranaje cafetero”, destacó el gerente general de la Federación, Roberto Vélez.

“En nombre de las 540.000 familias productoras y de todas las generaciones de cafeteros, le agradecemos a este ejercito de paz de camisetas amarillas”, enfatizó el Gerente General.

Los extensionistas hacen presencia en 603 municipios (más de la mitad de los de país), y sus camisetas amarillas han sido sinónimo de conocimiento, vocación de servicio y colaboración para las familias cafeteras, que ven en ellos una ayuda invaluable que se traduce en una mano amiga, asistencia técnica útil y práctica, y un aliado indispensable a la hora de convertir el cultivo en una real empresa cafetera.

“Sobre los hombros del Servicio reposa el desarrollo de las zonas cafeteras colombianas. Este concepto, además de estar claro en el pensamiento, también lo está en el corazón de cada extensionista”, dijo Hernando Duque, gerente técnico de la federación

Gracias a este grupo de extensionistas se ha logrado que la productividad cafetera del país se ubique en 19,1 sacos por hectárea, con una edad promedio de los cultivos por debajo de los 6 años, y un incremento en la densidad del cultivo de 5041 árboles por hectárea.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

Artículo anterior
Artículo siguiente

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -