23.4 C
Pereira
sábado, noviembre 26, 2022

Pandemia, un factor determinante en la toma decisiones empresariales

Durante la cuarentena, se han generado diferentes alternativas que han permitido dar continuidad a los negocios. Tomando escenarios que tiene un gran impacto en los colaboradores cuando se entran a evaluar sus modelos de compensación, y por ende su estrategia de atracción y retención de talento.

De acuerdo con los resultados de la encuesta realizada por Mercer, firma líder en consultoría para las áreas de salud, patrimonio y carrera se detallan las principales decisiones que 51 empresas de diferentes sectores han tomado durante la contingencia en variables como: bonificaciones, beneficios corporativos, vacaciones, reestructuración de la organización, incremento o disminución de salarios, entre otras.

Dentro de los datos entregados por la entidad, el número de organizaciones que ha implementado un modelo de despidos es relativamente bajo. Solo el 24% de los encuestados ha prescindido de servicios de empleados durante la contingencia especialmente de personas que ocupaban cargos operativos, mientras que el 33% ha contemplado opciones que les permitan reubicar personas en otras áreas de la organización

“En este estudio encontramos que los encuestados concuerdan que el papel del área de Recursos Humanos hoy es vital para las organizaciones. Los empresarios valoran la gestión que se está realizando desde allí, ya que deben configurar un modelo que responda a los tiempos que se están viviendo, a la realidad de las organizaciones y las expectativas de los colaboradores” afirma Julián García, Consultor Senior de Career en Mercer Colombia.

 

Decisiones

De acuerdo con el estudio, solo el 25% de las empresas que hicieron parte de la muestra ha contemplado reconsiderar o actualizar sus políticas de compensación. En ese sentido, las variables sobre las que piensan implementar modificaciones son: ajustes en las fechas de ejecución de los incrementos salariales (46%), cambios en la estrategia salarial de retención y atracción de talento (23%) y revisión de la escala salarial de los colaboradores (15%). Son solo algunas variables que confirman la intención de los empresarios por conservar las condiciones establecidas en la época anterior a la pandemia.

“La creencia al inicio de la pandemia, era que muchas compañías no iban a ejecutar incrementos debido al impacto negativo económico que se vislumbraba. Pero la realidad muestra lo contrario. Las compañías han ejecutado o están pensando implementar un incremento salarial con la finalidad de no perder su posicionamiento en el mercado y asegurar la retención y atracción del personal” afirma García.

Los resultados en este aspecto son bastante relevantes, y ratifican la voluntad de las organizaciones por cumplir con los compromisos establecidos con los colaboradores. El 73% de los empresarios manifiesta que durante el 2020 estará incrementando los salarios de sus empleados de acuerdo con lo pactado. El porcentaje de alza de la retribución está sobre el 4,6% cifra que puede variar según el cargo y la organización. Las empresas que durante este año no implementarán este beneficio argumentan problemas financieros o revisiones en sus políticas internas.

 

Nómina

Si bien se pensaba que el impacto económico de la pandemia tendría un efecto en el sueldo de los trabajadores, el 80% de los encuestados manifestó que hasta ahora no se ha pensado implementar algún tipo de medida que represente una reducción de salarios. Algunas compañías pactaron con sus empleados hacer algún ajuste de la remuneración de forma temporal del 20% en promedio, mientras la situación económica de la empresa y del mercado se reactive.

Sin embargo, la pandemia del coronavirus si ha tenido un efecto importante en los indicadores de desempeño de las áreas de ventas de las organizaciones, en cuanto las cifras han tenido una tendencia a la baja. Una situación que ha impulsado al 25% de las organizaciones a replantear su estrategia de bonificaciones, ya que el 54% de los encuestados ha pensado en reducir los montos, y cerca del 25% ha optado por no pagar.

De igual forma, Mercer destaca que hasta el momento solo el 30% de las compañías piensa implementar un modelo de subsidio para los empleados que están trabajando desde sus casas, con el que se busca ofrecer una colaboración para el pago de servicios públicos e internet. Cerca del 40% de las organizaciones que ya ofrecen este auxilio, afirman que el monto oscila entre los COP $100 mil y 150 mil pesos.

Artículo anteriorSensible fallecimiento
Artículo siguienteRangel Gutiérrez, extraordinario

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -