22.5 C
Pereira
miércoles, febrero 28, 2024

Comienza la batalla por el salario mínimo en Colombia

El Gobierno, empresarios y centrales obreras buscan consenso ante la situación económica y la inflación del 10,48%.

En medio de la desaceleración económica y la alta inflación, que alcanzó el 10,48% anual hasta octubre, inició la mesa de concertación entre el Gobierno, los empresarios y las centrales obrerasa para discutir sobre el aumento del salario mínimo para el año 2024. Cabe destacar que, actualmente el salario mínimo se encuentra en 1’160.000 pesos.

En ese contexto, los gremios solicitan un aumento moderado para evitar afectar a los hogares, especialmente a los más vulnerables, quienes han perdido poder adquisitivo a lo largo del año.

Por su parte, la ministra del Trabajo, Gloria Inés Ramírez, expresó la disposición del Gobierno a contribuir y avanzar en medio de un escenario económico desafiante. “Necesitamos hacer nuestros mayores esfuerzos para contribuir al país en este escenario de hostilidad. De parte del Gobierno y del ministerio, venimos a la mesa con una mente abierta para poder contribuir y avanzar”, senaló Ramírez.

Es importante tener en cuenta que la base técnica habitual para la negociación en el ajuste del salario mínimo incluye la inflación del año en curso y la evolución de la productividad. Según las proyecciones actuales, se estima que el Índice de Precios al Consumidor experimentará un incremento cercano al 10 por ciento en 2023. Este valor supera significativamente la meta de inflación a largo plazo, establecida en un 3 por ciento.

Entretanto,el ministro de Hacienda, Ricardo Bonilla, anticipa que la inflación cerrará el año en un 9,7 por ciento. A esto tocaría sumarle el dato de productividad, que dará a conocer el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane).

“Lo más sensato sería un aumento mesurado teniendo en cuenta estos factores. No se puede desconocer que hay múltiples factores que están indexados a esta alza, como son el costo del transporte, los arriendos, servicios públicos, entre otros. Esto significa que lo que aumente el salario, aumentarán los mencionados, generando una mayor presión al bolsillo y no un incentivo o incremento real en el poder adquisitivo de los colombianos”, dijo María Claudia Lacouture, presidenta de la Cámara de Comercio Colombo Americana (AmCham Colombia).

Según analistas de Bancolombia, existe la posibilidad de que el salario mínimo aumente en un 12 por ciento, alcanzando la cifra de 1’300.000 pesos. Este cálculo se basa en la propuesta de considerar la inflación anual hasta noviembre, la cual anticipan que será del 10,2 por ciento. Además, se contempla un aumento de la Productividad Total de los Factores (PTF) del 0,8 por ciento, calculado como el promedio de los últimos cinco años. Asimismo, se incluye un excedente cercano al 1 por ciento, un valor que se sitúa en la parte baja del rango histórico, teniendo en cuenta la necesidad de mantener las presiones.

El proceso de negociación continuará, y el 15 de diciembre es el primer plazo para llegar a un acuerdo. En caso de que no se logre un alza concertada entre el Gobierno, los empresarios y los trabajadores, seguirían las sesiones extraordinarias y el 30 de diciembre sería la fecha máxima para expedir y publicar el decreto de fijación del salario mínimo y el auxilio de transporte.

Negociaciones en España 

En paralelo, países europeos como España también están inmersos en negociaciones similares sobre el salario mínimo, donde participan el Ministerio de Trabajo, sindicatos obreros, empresarios y miembros del gobierno.

Las empresas proponen un incremento de 1,112 euros (equivalente a $5,004,112 pesos colombianos), con ciertas condiciones, mientras que los sindicatos exigen un aumento de 1,200 euros ($5,400,000 pesos colombianos).

El salario que reciben los trabajadores en España se denomina ‘salario mínimo interprofesional’, y para el año 2023 se sitúa en 1080 euros, distribuidos en 14 pagos.

Otros factores a considerar en estas negociaciones son la inflación, que cerró el año 2023 con un aumento interanual promedio del 3,6%, el peso del trabajo en la renta, la productividad y la evaluación de la economía. Aunque los empresarios proponen un aumento del 3%, los sindicatos consideran que esta cifra no es adecuada, ya que sus líderes argumentan que el salario actual no equivale al 60% del salario medio, como lo estipula la Carta Social Europea.

A pesar de las diferencias, la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, insta a buscar soluciones que no perjudiquen a la clase trabajadora, por lo que el aumento propuesto podría oscilar alrededor del 3.6%, seis puntos porcentuales por encima de la propuesta de los empresarios.

Jaime Alberto Cabal, presidente de la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco)
Jaime Alberto Cabal, presidente de la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco)

¿En pausa?

El presidente de Fenalco, Jaime Alberto Cabal, propone posponer la discusión de la reforma laboral. A través de una carta dirigida a cada uno de los miembros de la Comisión VII de la Cámara de Representantes, Cabal afirmó: “No es procedente discutir una laboral que no ha sido concertada en paralelo a la discusión del incremento del salario mínimo”.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

 
- Publicidad -

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -