25.4 C
Pereira
viernes, junio 24, 2022

Una trocha intransitable

Es tendencia

El ruido ensordecedor

Una modalidad que crece

- Advertisement -

Definitivamente, la vía Pereira-Alcalá está convertida en una trocha intransitable. La fotografía y el informe que publicó esta semana este periódico en su primera página no puede ser más diciente del estado lamentable en que se encuentra una de las vías más transitadas de la región, a pesar de las sucesivas promesas y compromisos adquiridos por las administraciones departamentales.

No solamente el actual gobierno departamental, sino todos los anteriores han anunciado de diferentes maneras la intervención de esta vía y su inmediata recuperación. Inclusive algunos han hecho actos con toda la parafernalia que se suele utilizar para producir un efecto positivo en la comunidad, para anunciar la repavimentación; pero no han salido con nada.

Hoy la vía es un verdadero camino de herradura, que ha obligado a los habitantes del sector, a quienes la transitan con frecuencia y especialmente a las empresas de transporte público de pasajeros y de productos agrícolas que prestan el servicio entre Pereira y Alcalá, y algunos de los municipios aledaños del Quindío y el Valle, a tomarse la carretera y obligar a las autoridades a escuchar a los promotores de la protesta.

La vía a Alcalá es una de las más importantes del departamento, desde el punto de vista de la competitividad, el turismo y la producción agrícola. Por allí se mueve buena parte de los productos que se cosechan en esta rica zona del país, y también por allí se moviliza todo el turismo que llega por Pereira y que además de visitar los destinos turísticos que tienen la ciudad y el departamento, quieren ir al Quindío a disfrutar de los atractivos que tienen ese departamento y el Valle del Cauca.

Y nada más deplorable, ni nada aleja más al turismo, especialmente extranjero, que unas vías en malas condiciones, o peligrosas o que sean un riesgo para los viajeros. Difícilmente va a querer volver a esta tierra una persona que tenga que ir o venir por la vía Pereira-Alcalá; o va a recomendar la región como un destino turístico que vale la pena conocer, si lo que tiene esta para ofrecer, son caminos de herradura para movilizarse.

Es necesario, pues, que la administración departamental le ponga la atención debida a este problema. No es posible que se vaya a acabar otro gobierno y que, a pesar de las promesas que se han hecho, la vía siga, ni siquiera igual, sino en peores condiciones, y lo más grave, sin que a alguien le importe el estado en que está.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -