15.4 C
Pereira
jueves, abril 25, 2024

Un mensaje inequívoco

Quiera o no el Gobierno lo sucedido el miércoles es un mensaje inequívoco de inconformidad con las políticas del Gobierno y las reformas que el presidente Petro ha presentado al Congreso. 

Miles de personas de todas las edades, de todas las clases sociales, de todos los estratos socioeconómicos y con las más diversas actividades, llevando banderas de Colombia, del Departamento y de la Ciudad, portando carteles con distintos mensajes alusivos al gobierno y repitiendo sostenidamente “fuera Petro”, marcharon ordenada, espontánea y pacíficamente el pasado miércoles por las principales calles y avenidas de Pereira y Dosquebradas, para expresar su inconformidad con las sucesivas y equivocadas decisiones del presidente Petro y que le están causando un daño infinito al país, a su economía, a la inversión, a la confianza en las instituciones y a la seguridad y tranquilidad pública.

Esta impresionante manifestación de rechazo que vivió Pereira este miércoles, es la misma que se observó en las más importantes capitales y poblaciones del país. En todas partes ciudadanos del común, jóvenes empresarios, mujeres emprendedoras, profesionales de todas las disciplinas, trabajadores rasos, madres de familia, estudiantes y personas mayores, protestaron por el manejo equivocado del Estado, por la desafiante actitud con las instituciones, por el desconocimiento de la separación de poderes, por los seguidos escándalos de altos funcionarios del gobierno, por el silencio ante las evidencias del ingreso de dineros ilícitos a la campaña presidencial y por la desinstitucionalización de las fuerzas del orden y el reconocimiento y trato privilegiado a la más variada gama de organizaciones criminales que operan en el país.

Probablemente, viendo la manera como el actual gobierno responde a los reclamos, inquietudes y observaciones de los distintos sectores de opinión, las masivas manifestaciones del miércoles pasado no tengan algún efecto en el Presidente y ni siquiera la atención del Gobierno; pero no se podrá desconocer que las calles y plazas se llenaron a reventar y que todo esto es una expresión clara de un sector muy importante de la población.

Quiera o no el Gobierno, acéptelo o no y por más que lo quiera minimizar o que pretenda opacarlo convocando y patrocinando marchas de respuesta en su favor, lo sucedido el miércoles es un mensaje inequívoco de inconformidad con las politicas del Gobierno y las reformas que el presidente Petro ha presentado al Congreso.

Insistir en desconocer todas estas significativas expresiones sumadas a lo expresado por la mayoría de los colombianos en las urnas en las pasadas elecciones locales y regionales, es acabar de polarizar el país y propiciar el aumento de la malquerencia por el presidente Petro y sus funcionarios, de un sector importante de la población.

Ojalá, pues, el Presidente cambie su actitud y reciba, como tiene que ser, las marchas de protesta contra él, sus reformas y sus decisiones, como un llamado a revisar sus posiciones, a escuchar los distintos sectores de opinión, a vencer la vanidad, a conciliar con los partidos políticos, a fortalecer la Fuerza Pública y a respetar las instituciones y la separación de poderes del Estado.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

 
- Publicidad -

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -