21.6 C
Pereira
domingo, abril 21, 2024

Se necesita claridad

Lo que se requiere es, pues, que se diga de verdad si la guerrilla de “Iván Mordisco” ha asentado su poder en Risaralda y especialmente en los límites con el Quindío.

 

Los distintos comandantes del Batallón San Mateo y de la Octava Brigada del Ejército han sostenido siempre que en el departamento de Risaralda no hay presencia permanente de los grupos armados y que las eventuales apariciones especialmente en los límites con el Chocó, son esporádicas y no corresponden a una acción sistemática y sostenida de algunos de los grupos ilegales que operan en el país.

De hecho, el actual Comandante de la Octava Brigada del Ejército, Coronel Servio Fernando Rosales, dijo esta semana que no solo en territorio de Risaralda no hay presencia de miembros o de reductos de las llamadas disidencias de las Farc, sino en ninguna parte del Eje Cafetero.

Sin embargo, esto no coincide con un informe de inteligencia militar que se conoció y según el cual la estructura ‘Ismael Ruíz’ del Bloque Occidental ‘Jacobo Arenas’ perteneciente al Estado Mayor Central que lidera ‘Iván Mordisco’, hace presencia en varios departamentos del país, entre ellos en una zona limítrofe entre Risaralda y Quindío.

Es entendible que las autoridades militares de la región no quieran alarmar a los habitantes de Risaralda y traten de minimizar cualquier asomo de presencia de grupos al margen de ley en territorio risaraldense; pero negar o, por lo menos, desestimar una información salida de la propia institución militar y además pública, no es lo conveniente.

Nada ganan las autoridades no solamente militares sino departamentales, porque en igual sentido se pronunció el Secretario de Gobierno Departamental, con desconocer lo que están sintiendo los pobladores de las zonas afectadas y tiene que callar los campesinos de miedo a las amenazas y represalias de quienes actúan a sabiendas de que hoy están protegidos por la inactividad de las Fuerzas Militares.

Es innegable que esta guerrilla ha crecido de manera descomunal y ha ganado terreno y presencia en el territorio nacional, y desconocer que Risaralda es un corredor atractivo para sus andanzas, lo único que hace es acabar de estropear la deteriorada confianza en la acción del Ejército contra los grupos ilegales.

Viendo hoy las imágenes y las informaciones de cómo la guerrilla todos los días expulsa a los militares de más zonas que están bajo su imperio, lo mínimo que pueden sentir los ciudadanos es desprotección de la Fuerza Pública y abandono de las autoridades, y si a esto se le suma que no se actúa con transparencia, la desesperanza es mayor.

Lo que se requiere es, pues, que se diga de verdad si la guerrilla de ‘Iván Mordisco’ ha asentado su poder en Risaralda y especialmente en los límites con el Quindío y si la Fuerza Pública va a cumplir con su misión constitucional de defender la vida, la honra y los bienes de los ciudadanos, o si nuestro departamento también va tomar camino a los muchos territorios donde el Estado no existe.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

 
- Publicidad -

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -