19.4 C
Pereira
viernes, septiembre 30, 2022

Puro espejismo

Más de un billón de pesos invertirá la Nación en Risaralda en el 2022” dice un titular de este periódico el pasado viernes. Y a renglón seguido añade que la inversión en el departamento registrará un crecimiento del 56,4% frente a lo destinado para este año.

Este par de titulares recogen lo dicho por el Ministro de Hacienda durante un encuentro con empresarios, comerciantes y dirigentes gremiales de la ciudad, realizado con el propósito de presentar los principales rubros del Presupuesto Nacional y el desglose de la inversión que se realizará en el departamento.

Quien mire ese par de cifras tendrá que decir que Risaralda fue privilegiado por el Gobierno Nacional en materia de inversión para el año entrante. Sin embargo, cuando se desmenuza ese monto que, no hay duda, impresiona, se concluye que la inversión real está muy lejos de la que el Ministro, y en general el Gobierno, pregona.

Se dirá que todo peso que llegue al departamento hay que sumarlo, y es cierto; pero lo que no es real es que todo pueda considerarse una inversión y mucho menos que todo el dinero entregado aquí sirva para reactivar la economía, o sea útil para el necesario desarrollo de Risaralda.

Para poner un solo ejemplo, de cada peso que hay en el Presupuesto para Risaralda, 30 centavos, es decir el 30%, serán destinados a lo que el Gobierno ha llamado programas de inclusión social. Del billón de pesos, 304.000 millones irán a ese campo y de estos 88.000 a ingreso solidario, 64.000 para asistencia a la primera infancia, 35.000 al programa Colombia Mayor, 27.000 a Familias en Acción y Jóvenes en Acción, y 13.000 para la compensación de IVA.

Claro que el Gobierno tiene la responsabilidad de hacer inversión social y apoyar los menos favorecidos, y que tiene la obligación de destinar unos recursos para ello; pero en la práctica lo que está sucediendo con estos recursos es que se está estimulando la pereza, la vagancia y la animadversión al trabajo y hacer algo productivo. Muy poco de ese rubro gigantesco y de esos programas llegan a quienes realmente lo necesitan y sirven de verdad para ayudar en el mal momento que vive el país.

Ahora, si se mira el primer rubro de inversión en el Presupuesto del 2022, muy poco en realidad será invertido en el departamento. Dice la información que del billón, 374.000 irán al sector transporte y que de estos 140.000 a la vía Las Ánimas-Santa Cecilia-Pueblo Rico-Fresno-Bogotá. La pregunta es ¿qué tanto de este tramo corresponde a Risaralda para que se pueda contabilizar como una inversión en el departamento?

Como se quisiera, pues, que lo que dice el titular de este periódico fuera en la práctica realidad, que ese billón de pesos no tuviera que ser compartido con otros departamentos ni en obras que nada tiene que ver con Risaralda y, sobre todo, que sea una inversión que sirva para impulsar el desarrollo del Departamento y no para alimentar el ocio, estimular la pereza y multiplicar los parásitos.

Para estar informado

- Advertisement -

1 COMENTARIO

  1. Totalmente de acuerdo con su columna señor director; pero usted como cabeza visible de nuestra ciudad, debería hacerse sentir mucho más con las autoridades regionales, para que por fin se pellizquen y hagan algo por nuestra ciudad, pues cada rato vienen es a calentarnos el oído y nada más. Muchas gracias!!!!

Los comentarios están cerrados.

- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -