27 C
Pereira
lunes, julio 15, 2024

Oportunidad contra el plástico

La nueva fecha que saca del mercado, además de las tradicionales bolsas de un solo uso, otros productos de uso diario, es una oportunidad para retomar la lucha contra el plástico.
El próximo domingo siete de julio entra en vigencia la ley que prohíbe la producción, la comercialización, la distribución y el uso de toda clase de bolsas de plástico de un solo uso, incluidas las que se ponen a disposiciones de los compradores en los supermercados tanto en los puntos de pago, como al pie de las verduras, las frutas y los tubérculos.
Se exceptúan de la medida aquellos plásticos que se usan para la conservación de alimentos, los que se utilizan en contextos médicos, los que protegen productos que tiene riesgos específicos para la salud humana, los guantes de uso médico, los envases para medicamentos y los que se fabrica con plástico reciclado ciento por ciento.
Sin embargo, la norma contempla que para el año 2030 la prohibición se debe ampliar de los seis productos que ahora saldrán completamente del mercado, a catorce y avanzar así en la búsqueda de una cultura total en el no uso no solo de las bolsas plásticas de un solo uso, sino de aquellos productos que atentan contra los ecosistemas hídricos, el medio ambiente y el equilibrio ecológico.
Mientras tanto, aquellos productos cuyo uso todavía los permite la disposición, deben llevar una etiqueta que de manera clara y fácil de entender los identifique como de un solo uso y que informe a sus consumidores la manera correcta de usarlos, los efectos negativos que tienen para el medio ambiente si no se desechan correctamente, la cantidad de plástico que lleva el producto y las condiciones para reciclarlo.
Aunque la utilización de las bolsas plásticas de un solo uso fue un avance importante que permitió reducir significativamente la producción y el comercio de estos elementos, con los días terminó convirtiéndose en un negocio para los supermercados, las tiendas y los establecimientos que venden productos de la canasta familiar.
Al final se perdió la razón de ser de una valiosa norma y los propósitos ecológicos y ambientales que la inspiraron y terminó siendo un producto más del establecimiento que se facturaba, inclusive primero que todo, con lo comprado y que mientras más bolsas se necesitará en el empachado, mucho mejor para el negocio.
Por eso, la nueva fecha que saca del mercado, además de las tradicionales bolsas de un solo uso, productos como los soportes plásticos para inflar bombas, los mezcladores y pitillos para bebidas y los soportes plásticos para copitos de algodón, es una oportunidad importante para retomar la lucha contra el plástico, recordar la filosofía de esta batalla que hasta ahora se va perdiendo y crear conciencia en el hombre sobre los efectos perversos que tiene contra el ecosistema.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

 
- Publicidad -

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -