15 C
Pereira
jueves, abril 25, 2024

Más excesos

Ojalá, las entidades de control hagan lo que les corresponde y si hubo, como parece, manejos alegres y holgazanes de los dineros de la Ciudad, que imponga las más severas sanciones.

Cada vez se confirma más que el llamado “Gobierno de la Ciudad” no fue el dechado de austeridad y que tanto pregonó, ni que los dineros de Pereira tuvieron el manejo celoso y sobrio que prometió quien se vendió en campaña como un fiel guardián de los dineros públicos.

A las recientes apariciones de contratos millonarios con muy escasa justificación y cero explicación, empezando por el del alumbrado navideño, una cifra multimillonaria para un iluminación que se hizo con el mismo material del 2022 y que además se encendió cuando ya había pasado el día más importante, y por el estruendoso fracaso de la avenida de Los Colibríes, se suma lo denunciado la semana anterior por el doctor James Fonseca en su habitual columna de este periródico.

El doctor Fonseca denunció, o mejor le agregó a un señalamiento que ya había hecho el año pasado sobre un contrato por valor de 1.560.760.153 pesos realizado por la administración del alcalde Carlos Alberto Maya con la empresa GPS para “la prestación de servicios para la operación, organización, administración y ejecución de las acciones logísticas necesarias para la realización de las actividades previstas por el Municipio de Pereira”, la existencia de un nuevo contrato con la misma empresa, por exactamente el mismo objeto y por una cifra superior a los 1.800 millones de pesos; y como si fuera poco, otro para hacer lo mismo durante la celebración del Día del Campesino por cerca de 950 millones de pesos.

Es decir, que el gobierno del alcalde Maya se gastó solo durante el año pasado casi 3.900 millones de pesos en operaciones logísticas y en la organización de eventos como las sucesivas ruedas de prensa, inauguraciones, informes de gestión y anuncio de proyectos que nuncas se hicieron, con pagos de alquiler de muebles, pantallas y vajillas para el servicio de comedor a precios exorbitantes.

Según lo anota el columnista, el municipio pagó 282.800 pesos por puesto de sofás de cuatro lugares, lo que significa que el alquiler total por día de estos muebles, costó 1.131.200 pesos; 20.000.000 por cuatro horas de un hotel o un lugar de eventos de 2.000 metros cuadrados y por una pantalla LED curva 5.090.000 por cada evento; solo para hablar de tres casos de los muchos que denuncia el doctor Fonsca.

En dónde estaban los abogados de la Oficina Jurídica del Municipio tan acuciosos para encontrarle la caída y los aparentes vacíos a las demás propuestas recibidas para ofrecer estos servicios y tan condescendientes con los valores y condiciones ofertadas por la firma que no solo se ganó la licitación el año pasado, sino que prestó el  servicio durante los cuatro años del “Gobierno de la Ciudad” y los cuatro anteriores del “Gobierno del Cambio”.

Ese manejo de los dineros del Municipio, no fue el que el alcalde Maya propuso en su campaña y se comprometió en el discurso de posesión. Ojalá, las entidades de control hagan lo que les corresponde y si hubo, como parece, manejos alegres y holgazanes de los dineros de la Ciudad, que imponga las más severas sanciones.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

 
- Publicidad -

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -